OBRA DE CASI 1,3 MILLONES DE EUROS

Médico Tornay empieza a lucir como plaza peatonal

Vecinos y hosteleros aplauden el cambio, pero critican la eliminación de aparcamientos

15.01.2020 | 06:22
Estado de las obras para convertir Médico Tornay en peatonal y cuyos trabajos también incluyen la reforma de otras calles del barrio gasteiztarra de Judimendi.

Vitoria - La calle Médico Tornay de Vitoria ya ha emprendido el camino para transformarse en una renovada plaza peatonal y libre de coches. Para ello, esta antigua calle de Judimendi ha requerido la inversión de 1,2 millones de euros para llevar a cabo los trabajos del futuro proyecto que se ejecutan en un periodo de ocho meses desde la adjudicación del contrato.

Poco a poco, estas obras, para las que como adelantó DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA el Consistorio ha aportado 983.612,58 euros mientras que la sociedad municipal Amvisa ha abonado los 299.147,53 euros restantes, van cogiendo forma y se puede ver el aspecto futuro que tendrá este espacio peatonal. En concreto, estas labores están más avanzadas en la parte de la calle próxima a Cola y Goiti, donde en su intersección con Benito Guinea ya se han empezado a habilitar nuevos pasos peatonales para mejorar en accesibilidad.

Al comienzo de este proyecto y en su presentación a la ciudadanía de Gasteiz, el alcalde, Gorka Urtaran, detalló que el departamento de Medio Ambiente y Espacio Público diseñó para la calle de Médico Tornay dos subplazas interiores de forma triangular con pavimento de adoquín cerámico, que contrastará "con el pavimento empleado en el resto del ámbito".

Por su parte, las calles Miranda de Ebro y Condado de Treviño continuarán siendo viales con entrada y salida desde Avenida de Santiago. El tramo de este itinerario correspondiente a Médico Tornay, en cambio, quedará en un futuro a nivel de las aceras con un pavimento de asfalto pulido y prioridad peatonal.

Muchas son las opiniones que recorren el barrio de Judimendi sobre esta obra. Hay quienes lo ven como una oportunidad para mejorar los espacios de convivencia, como es el caso de Josu, propietario de la librería de la calle Benito Guinea. A la hora de mejorar esa convivencia "no basta" sólo con que las calles sean para los coches, destaca Josu: "no solamente que las calles sean para que pasen los coches, que lógicamente también es necesario, sino que haya espacios también donde la gente pueda ir, pueda estar tranquila porque no hay tráfico". Por otra parte, Josu también cree que puede llegar a ser un "incentivo" para el barrio, ya que en ese espacio en concreto se encuentran diferentes establecimientos, además de un lugar para el ocio de los más pequeños. "Eso puede suponer un espacio para reanimar la convivencia" asegura.

Los bares y sus propietarios también parecen contentos ante este cambio, como Iker, del Trébol Taberna, de la misma calle Médico Tornay. "Yo creo que va a rejuvenecer el barrio, desde siempre ha sido una zona muy oscura, muy gris, muy dejada, muy antigua y que le metan la mano está muy bien", valora Iker, quien manifiesta no estar del todo satisfecho con la medida de eliminar aparcamientos.

Y es que, este proyecto tiene una víctima directa, y ésa es el vehículo privado, ya que esta transformación a plaza peatonal se ha llevado por delante 70 espacios de aparcamiento, lo que tiene un efecto claro en los y las vecinas del barrio de Judimendi. Ante esta pérdida de estacionamientos se pretende cambiar el método de aparcamiento de otras calles. En lugar de dejar el coche en línea, como se encuentra a día de hoy, se pretende crear más espacio para los vehículos estacionando en batería. De esa forma, los técnicos municipales prevén obtener más plazas.

Aparcamientos Txus y Eugenia, antiguos residentes del barrio de Judimendi tampoco están del todo satisfechos con la obra por la pérdida de plazas para coches y otros vehículos. "Con el tema de los aparcamientos los vecinos no estarán muy contentos, porque han quitado un montón de plazas; eso están haciendo en todo Vitoria, no aquí sólo, y no dan muchas más alternativas a la hora de aparcar", se lamenta Eugenia. Txus, por su parte, también ve un problema y una falta de alternativas asequibles: "se prima la movilidad, se prima al peatón, yo entiendo que haya que reducir el coche, pero el que vive aquí y necesita moverse, imagino que necesita otras alternativas", considera.

Aunque la pérdida de aparcamiento supone un cambio para muchos residentes de Judimendi, Josu cree que será "mejor" para todo el barrio: "es una pena por el tema de los coches para los vecinos, pero creo que va mejor en muchos otros aspectos y que va a ser mejor para todos, no sólo para los locales sino para todos los vecinos".