Mejores alarmas para los bomberos

los seis parques alaveses se automatizan para mejorar su tiempo de respuesta, su seguridad y la comunicación con el ceco

11.01.2020 | 06:31
Tobogán de acceso al hangar del parque central de bomberos.

El nuevo año 2020 ha traído a los Bomberos de Álava grandes nuevas ya que podrán seguir mejorando sus tiempos de actuación y la seguridad de los seis UCEIS (Unidades comarcales de extinción de incendios y salvamento) del territorio en los momentos en los que acudan a una emergencia, gracias a un nuevo sistema de alarmas implementado por Araba Domotic System, que ha impulsado la Diputación junto con el Comité estatal de coordinación (CECO) para mejorar la automatización de la media docena de parques actuales, ubicados en Ayala, Espejo, Nanclares, Agurain, Campezo y Laguardia.

Gracias a ello, uno de los cambios más notables de este proceso de digitalización, que empezó a efectuarse hace justo un año, en enero de 2019, se verá durante la noche, cuando la luz se encienda antes de que suene la sirena para que los bomberos no se despierten tan sobresaltados, por lo que mejorará el modo en el que reaccionan ante el aviso. Y no solo eso, ya que la salida que hagan de la UCEIS también será mucho más fácil y ágil, dado que también se abrirán de forma automática las puertas del hangar y las cancelas, sin tener que hacerlo los propios efectivos. Es más, alrededor de cuatro minutos y medio después, estos mismos accesos se volverán a cerrar automáticamente, lo mismo que la iluminación del hangar, que se apagará ella sola, al igual que la de los dormitorios, al tiempo que se desactiva la señal de alarma y la luz del CECO y la vitrocerámica, en el caso de que en ese momento estaría funcionando.

En definitiva, que las tecnologías se han aliado con los efectivos forales para crear una mayor eficiencia del equipo, aumentando su seguridad y la optimización directa entre UCEIS y el CECO.

Cabe recordar al respecto que hasta principios de 2019, todos los avisos de emergencias se llevaban a cabo a través del teléfono o por emisora de radio, lo que provocaba una mayor tardanza en la reacción del personal. Por esta razón, a partir de enero del pasado año, se comenzó con la digitalización del sistema de alarmas, modernizando los avisos, optimizando las comunicaciones con el CECO y mejorando la seguridad de los parques. Ahora, en cambio, la activación de los avisos se realiza desde este último organismo, que los puede llevar a cabo a través de dos maneras distintas para garantizar la comunicación directa. La primera requiere de un ordenador, que incorpora un mapa con los seis parques alaveses y cada uno de ellos tiene un botón de emergencia que se debe pulsar en caso de aviso. Tras ello, aparece el icono alarma en el parque que corresponda. En caso de que no figure así, avisaría de que existe un fallo en la comunicación entre el CECO y la UCEIS de turno, por lo que la transmisión de datos no se realizaría.

La segunda forma de activar las alarmas es con pulsadores, uno por cada parque, tras presionarlo durante tres segundos.