16 de junio de 1968

Ascenso a Segunda División en Puerto de Santa María (Cádiz) al derrotar al Portuense

Para ascender a Segunda no vale con quedar campeón de grupo

16.06.2021 | 00:16
El martes 18 de junio regresa la expedición del Deportivo Alavés a la Estación del Norte de Vitoria. Un gran número de aficionados albiazules le da la bienvenida. El futuro presidente José Antonio Orbea recibe los 'achuchones' de los aficionados. Foto: Archivo Municipal de Vitoria: Arqué

la temporada 1967-68 en Tercera División está resultando un auténtico éxito, pero el último resultado conseguido por el Deportivo Alavés ha sembrado las dudas en sus seguidores. Campeón, en dura pugna con la SD Eibar, en el Grupo IV de la categoría de bronce de nuestro fútbol, no existe la Segunda 'B', competición en la que solamente se han encajado dos derrotas, ambas fuera de Mendizorroza frente a Tudelano (2-0) y Mutriku (4-2), sumando dos rachas de encuentros consecutivos sin perder, de once y doce partidos respectivamente, a lo largo del campeonato liguero.

¿Pero a qué vienen estas dudas? Para ascender a Segunda no vale con quedar campeón de grupo –la Tercera está dividida en quince grupos– ya que posteriormente a la Liga hay que superar una promoción de ascenso en la que hay que transitar por dos eliminatorias frente a otros campeones. Pasadas estas dos rondas, entonces sí, te conviertes en equipo de 'plata'.

El primer cruce lo ha superado el equipo eliminando a la AD Plus Ultra, a la sazón filial del Real Madrid, al que se le ha vencido en Vitoria (2-1) y se ha mantenido la diferencia de goles al empatar (2-2) en su Estadio Antonio Borrachero. Los madrileños, que cuentan en sus filas con futbolistas que tendrán un recorrido por equipos de Primera como Macías, Capón, Salcedo y Fermín, han disputado una eliminatoria muy igualada y en su terreno de juego han tenido contra las cuerdas al equipo albiazul, al que derrotan, al comienzo de la segunda parte, por un claro 2-0. Los goles del vizcaíno Rojo, el último a falta de once minutos, dan el pase a la eliminatoria definitiva al Deportivo Alavés.

El bombo de la suerte empareja a los albiazules, para esta eliminatoria a vida o muerte, con los gaditanos del Racing Club Portuense, que por aquello de la ley gubernamental del uso de extranjerismos se denomina en 1968 Recreativo Club Portuense. El primer partido, como en el anterior cruce, se disputa en Mendizorroza y el 9 de junio de 1968, ante más de nueve mil espectadores, el Deportivo Alavés no puede pasar del empate (0-0) pese a su gran dominio a lo largo del encuentro y haber botado once saques de esquina. Y este empate en nuestro campo y la inoperancia de los delanteros de cara a la meta adversaria, son las causas de las dudas y de la desazón que tienen consumida a la parroquia albiazul. Pero estos fieles que 'han caminado junto a su equipo' por esos campos de Tercera, van a seguir acompañando a los suyos al otro lado de la Península. El 16 de junio de 1968 es el partido de vuelta en el Estadio Eduardo Dato de Puerto de Santa María y más de un centenar de seguidores albiazules animan a sus 'guerreros'. Iñaki Izaguirre, ex jugador albiazul durante tres temporadas, 1961-64, en Segunda –no confundir a este vizcaíno con el guipuzcoano Ignacio Eizaguirre– es el entrenador del conjunto alavesista que tras los treinta y tres partidos oficiales anteriores se encuentra a uno, tan sólo, de recuperar la segunda categoría del fútbol estatal para nuestro equipo.

El de Muskiz, para esta 'finalísima', pone sobre el terreno de juego todo su arsenal ofensivo, ¡Solo vale ganar en la tierra del vino fino!, y son de la partida Ocáriz, 'Zarrita', Quintana y Blanco que, junto a Bernardo, Ezquerra, Sarasola, Ayerbe, José Ramón, Rojo y 'Kaito', firman una actuación sobresaliente que lleva al equipo de nuevo a Segunda tras cuatro campañas en Tercera. Blanco, vitoriano de adopción, y 'Zarrita', criado en Llodio, son los autores de los goles que sentencian el ascenso en la primera parte. ¡Qué hay de nuevo 'vieja' Segunda División!

datos

Celebración en el Eduardo Dato

Nada más pitar el final el colegiado del encuentro, el madrileño Ángel Rodríguez, gran parte de los aficionados albiazules saltaron al terreno de juego para felicitar, despojar de las camisetas y sacar a hombros a sus jugadores.

Lleno

El Estadio Eduardo Dato, que en 1972 dio paso al actual José del Cuvillo, registró un gran lleno con más de siete mil aficionados en sus gradas. El público del Puerto de Santa María, muy deportivo, premió con una gran ovación, al final, el ascenso albiazul.

También podía haber escrito sobre...

16 de junio de 1925.

Reunión en la Federación Vizcaína de Fútbol en la que se acuerda la ampliación de la Serie 'B'.

16 de junio de 1934.

El Alavés muy cerca de desaparecer, presenta su dimisión la directiva que preside Juan Galíndez.

16 de junio de 1961.

Tras ascender a Segunda División el 11 de junio, renueva una temporada más el entrenador Román Galarraga.

noticias de noticiasdealava