Que el alavesismo no iba a fallar a su equipo en Segunda División estaba fuera de toda duda; no obstante, si el ambiente vivido en Mendizorroza durante los tres encuentros disputados esta temporada no era motivo suficiente para creer en ello, las cifras de asistencia también lo han confirmado.

Según datos ofrecidos por el propio club babazorro, el choque del pasado domingo, en el que el Alavés se vio las caras con el Huesca, registró la mejor entrada del curso con 12.818 aficionados en las gradas del Paseo de Cervantes, a donde, previamente, acudieron 11.388 ante la UD Las Palmas y 11.310 frente al Mirandés.

Una media muy positiva, de 11.833 espectadores, que supera con creces (20,7%) la de la última campaña del Glorioso en la categoría de plata (2015-16), cuando fue de 9.796, y que, asimismo, también mejora ligeramente, en un 8%, los datos obtenidos en la máxima categoría el ejercicio pasado (10.951).