El 1x1 del Alavés: mejoría tras los cambios

El árbitro cántabro, que no se encuentra entre los mejores de la categoría, no estuvo muy afortunado en Mendizorroza

07.11.2021 | 00:55
Pellistri, cambiado en el arranque de la segunda mitad, cae al suelo tras sufrir una falta de Malsa. Foto: Jorge Muñoz

Pacheco No fue su mejor noche. Falló en el gol del Levante al quedarse a media salida en una jugada que no requería adelantarse, pero luego lo arregló salvando a su equipo con una gran parada a Dani Gómez con 1-1.

Martin Con la lesión de Ximo le va a tocar jugarlo todo hasta que se recupere y de momento ha empezado con buen pie. Completó un partido muy completo y asistió a Joselu con una gran centro en el gol decisivo.

Laguardia No tuvo excesivo trabajo, pero se le vio más vulnerable que en los anteriores compromisos. En el gol del Levante le ganan la espalda a él y a Lejeune y cometió algún error defensivo que por suerte quedó en nada.

Duarte Desde el gol del Levante, le tocó sumarse constantemente al ataque para intentar generar superioridades. Fue lo suficientemente pícaro en la jugada de penalti para sacarle la falta a De Frutos.

Lejeune Sólido en el juego aéreo, tanto en defensa como en ataque, aunque no atinó en las ocasiones que tuvo de marcar. Apareció en la foto del gol azulgrana cuando le ganó la espalda De Frutos.

Moya La tempranera tarjeta amarilla que recibió le condicionó durante todo el partido. Estuvo cerca de ver la segunda y terminó siendo sustituido a la hora de partido para evitar su expulsión.

Pons El Alavés necesitaba ayer un jugador que fuera capaz de enlazar con los hombres de arriba en el juego posicional y no encontró esa figura en el catalán, más cómodo en el ida y vuelta.

Loum Omnipresente. Fue el ancla del Alavés en el centro del campo, recuperando muchos balones y moviendo bien el balón de un lado a otro. Exhibición de cualidades físicas y pulmón.

Pellistri El uruguayo venía de realizar buenos partidos, pero ayer no estuvo inspirado. Le faltó la chispa y capacidad de sorprender que sí tuvo Rioja por la otra banda. Fue el primer sustituido junto a Moya.

Rioja Durante varios tramos del partido fue el único recurso del Alavés para intentar crear peligro al Levante. Dio un susto al torcerse el tobillo en la primera parte, pero siguió casi hasta el final. Acabó fundido.

Joselu Héroe incuestionable del partido. Apenas entró en contacto con el balón, pero cuando lo hizo no perdonó y marcó. Tanto el penalti como el antológico remate de cabeza fueron imparables.

Iván Martín Sustituyó a Rioja con el tiempo reglamentario prácticamente cumplido para introducir piernas frescas por la banda izquierda. Lógicamente, no tuvo tiempo para poder aportar.

Guidetti Ingresó sorpresivamente adelantando a Sylla y De la Fuente, y no estaba aportando hasta la jugada decisiva, en la que fue el encargado de habilitar a Martin antes de que centrara a Joselu.

Manu García Calleja buscó en él ese jugador capaz de conectar con los hombres de ataque y dar ese último pase que el equipo necesitaba. Aportó algo de verticalidad, pero no fue ese jugador diferencial que se espera de él.

Edgar Sustituyó a un descafeinado Pellistri para intentar llevar más peligro a la banda derecha, y lo consiguió más a base de empuje que de acierto y capacidad de desborde. Aún no está al 100% físicamente.

El árbitro cántabro, que no se encuentra entre los mejores de la categoría, no estuvo muy afortunado en Mendizorroza pese a que el partido no fue complicado de dirigir. Acertó en las áreas con el clarísimo penalti sobre Duarte que supuso el empate albiazul bien avanzada la segunda mitad y también con la tarjeta amarilla a Guidetti por fingir una pena máxima que no lo era, pero en otros aspectos no estuvo fino. Por ejemplo, en la rigurosa amonestación a Moya por la entrada a Campaña. Otras faltas visitantes pudieron ser sancionadas y no lo fueron.

Javi Calleja inició el encuentro con el esperado 4-4-3 y con la única novedad de Pacheco en la portería en detrimento de Sivera. El Alavés se mostró bastante romo en ataque durante la primera mitad, en la que apenas generó peligro y se vio enseguida por debajo en el marcador tras el gol levantinista. Sin embargo, el panorama se vio alterado después del periodo para la reflexión, momento en que los albiazules intensificaron su dominio con los cambios del preparador madrileño y una apuesta por un ofensivo 4-4-2. La entrada de Guidetti, Manu García y Edgar certificó la ambición local por llevarse los tres puntos y le dieron al conjunto babazorro más presencia en el área. Los sacrificados fueron Pons y Moya.

noticias de noticiasdealava