Oportunidad final para Guidetti

El sueco, relegado al ostracismo en los cursos anteriores, ha visto cómo la llegada de Calleja le abre una pequeña puerta para reivindicarse en su último año de contrato

16.06.2021 | 00:16
Guidetti celebra el importante gol anotado en la 32ª jornada en Mestalla, su único en Liga (marcó dos más en Copa) esta temporada. Foto: Área 11

En el verano de 2018 John Guidetti se convirtió en el fichaje más caro en la historia del Deportivo Alavés después de que la entidad del Paseo de Cervantes abonase la nada despreciable cantidad de cuatro millones de euros al Celta de Vigo para hacerse con sus servicios. El delantero sueco había completado ya la segunda mitad de la temporada anterior como jugador albiazul después de aterrizar en Mendizorroza en calidad de cedido en el mercado de invierno para ayudar a reflotar una nave que había tocado fondo en el arranque del curso de la mano del argentino Zubeldia y el italiano De Biasi.

Con la incorporación de Abelardo al banquillo y la reacción iniciada con la milagrosa remontada ante el Girona en Montilivi, sin embargo, El Glorioso comenzó a ver la luz al final del túnel y cerró la temporada con una inesperada tranquilidad tras una segunda vuelta espectacular. Una mejora en la que tuvo mucho que ver el rendimiento ofrecido por el jugador escandinavo –autor de tres goles en los diecinueve encuentros (diecisiete de Liga y dos de Copa)– en esos meses. Formó junto a Munir una sociedad que funcionó a las mil maravillas y con esos argumentos logró que el Alavés apostase fuerte para hacerse con sus servicios en propiedad.

Tres años después, sin embargo, el panorama no es ni mucho menos el esperado cuando se rubricó aquel acuerdo de cuatro años de duración. El regreso de Guidetti a Vitoria en el inicio del ejercicio 18-19 estuvo salpicado por la polémica tras reincorporarse fuera de forma y con problemas físicos después de disputar el Mundial de Rusia con su selección y, desde entonces, el protagonismo del sueco se ha reducido de manera exponencial cada temporada.

De hecho, el club ha intentado colocarlo en los sucesivos mercados –en enero de 2020 se fue cedido al Hannover alemán–, pero su elevada ficha y el escaso rendimiento ofrecido en Mendizorroza han frustrado hasta ahora estos intentos de venta. Como consecuencia, ha ido quedando relegado a un papel cada vez más secundario, que alcanzó su punto álgido el pasado ejercicio, en el que ni Pablo Machín ni Abelardo contaron en absoluto con él.

Hasta que la llegada de Calleja el pasado mes de mayo abrió una pequeña rendija para que entrase algo de luz en este oscuro escenario. El técnico madrileño destacó desde el inicio su predisposición a dar oportunidades a todos los integrantes de la plantilla y el sueco no fue una excepción. Lo rescató del ostracismo y lo alineó en cinco de los nueve partidos en los que se sentó en el banquillo. Guidetti respondió a estos importantes 135 minutos de confianza anotando el valioso gol ante el Valencia en Mestalla y sembrando una semilla que puede dar fruto la próxima temporada.

Porque, en la antesala de su último año de contrato, el delantero parece haber encontrado una oportunidad para reivindicarse. Antes de emprender el período vacacional reconoció públicamente que se encontraba muy a gusto con la manera de entender el juego de Javi Calleja y el técnico albiazul también confirmó que lo considera una pieza muy útil para el proyecto 2021-22, asegurando implícitamente su presencia en el mismo.

Si a ello se le añade que el futbolista sueco tratará por todos los medios de ofrecer su mejor versión para, de esta manera, situarse en mejores condiciones en el mercado tras sus grises últimas temporadas para rubricar un nuevo contrato a partir del verano del año que viene, parece abrirse una nueva etapa que debería resultar beneficiosa para ambas partes. Porque la experiencia ha demostrado que, en las condiciones idóneas, Guidetti y El Glorioso pueden formar una pareja muy bien avenida.

Ex técnico del filial: Paco Imbernón, al cartagena

Preparador físico. El técnico del filial del Alavés en el último tramo de la pasada temporada, Paco Imbernón, ha encontrado nuevo destino para el próximo curso. Tras hacerse cargo del 'Miniglorias' a falta de seis partidos para el cierre de la campaña, el alicantino no pudo evitar el doble descenso del equipo y abandonó la disciplina albiazul. Ahora, se ha comprometido con el Cartagena como preparador físico, función que ha desarrollado a lo largo de su carrera. Por otro lado, el también exintegrante del cuerpo técnico albiazul entre 2008 y 2011 Rafa Cristóbal está cerca de fichar por el Sheffield United que dirige Slavisa Jokanovic como preparador físico.

noticias de noticiasdealava