Relevo en el banquillo del Glorioso

Abelardo se despide "con todo el dolor de mi corazón"

El ya exentrenador albiazul evita buscar "culpables" y reconoce que "no ha habido forma" de revertir la situación

05.04.2021 | 19:15
Abelardo se despide "con todo el dolor de mi corazón"

"Con todo el dolor de mi corazón". Así se ha despedido Abelardo Fernández del Deportivo Alavés y su afición. En una carta colgada en la página web del club bajo el título "Hasta siempre...", el ya exentrenador albiazul expresa su agradecimiento a la entidad y sus seguidores y trata de explicar los motivos de su renuncia a continuar en el banquillo. "Ha llegado el momento de decir adiós. Un momento que jamás imaginé que llegaría ni en este club ni en ningún otro. Los que me conocen saben que no soy un tipo que se rinda o tire la toalla pero también saben perfectamente que soy una persona y un profesional honesto y, por eso, creo que lo mejor es dejar paso a otro en el banquillo del Alavés. Lo hago con todo el dolor de mi corazón, pero es la única opción", arranca la misiva.

En su discurso, el preparador asturiano quiere dejar claro que desde que se hizo cargo del timón del Glorioso ha dado "todo lo que tenía y más" en busca de la fórmula para reconducir la peligrosa deriva del equipo. "He trabajado día y noche junto a mi cuerpo técnico pero no hemos sido capaces de dar con la tecla para que el Alavés encuentre el camino para lograr la permanencia. No ha habido forma", explica.

En este sentido Abelardo evita responsabilizar a nadie del resultado final y ni siquiera hace referencia al conflicto con Lucas Pérez. "Podemos buscar culpables de todo lo que está pasando, pero ahora mismo eso solo nos llevaría a embarrar el camino del equipo y no quiero que eso suceda. no es mi estilo. Prefiero buscar soluciones y esta es la única que está en mi mano. Quiero que el Alavés se salve y por eso tomo esta decisión tan dura. Cuando uno no es la solución forma parte del problema y es mejor que, ahora que todavía hay tiempo de cambiar el rumbo del equipo, venga alguien que se sienta capacitado para hacerlo y con el que los jugadores consigan el objetivo", argumenta.

Por último, el preparador gijonés se se despide dando las gracias a los responsables del club, sus trabajadores y los jugadores por la confianza y el trato dispensado y se confiesa un "aficionado más" del Glorioso. Uno más de los que desean "con locura" que el Alavés continúa una temporada más en la Primera División.