10 finales en mes y medio

EL CONJUNTO BABAZORRO AFRONTA TRAS EL PARÓN INTERNACIONAL UNA APRETADA AGENDA HASTA EL 23 DE MAYO EN LA QUE SE JUGARÁ SU PERMANENCIA EN LA MÁXIMA CATEGORÍA

01.04.2021 | 23:46
Después del empate contra el Cádiz, al Alavés solo le quedan tres duelos contra rivales directos por la permanencia. Foto: Jorge Muñoz

Tras una semana de parón por compromisos internacionales, el Deportivo Alavés regresará el domingo a la competición liguera para afrontar el último tramo de la temporada, que será decisivo para el futuro del club. El conjunto gasteiztarra ha tenido dos semanas para aclarar sus ideas, corregir errores cometidos en las últimas jornadas y reponer fuerzas para los diez últimos partidos de liga, en los que tendrá que echar el resto para conseguir la permanencia en la máxima categoría. Se ha hablado mucho en los últimos días de la final de Copa del Rey, que se disputará mañana, pero el Deportivo Alavés tiene por delante otras 10 finales de aquí al próximo 23 de mayo, día en el que terminará LaLiga 2020-21.

En temporadas anteriores, el conjunto babazorro habría tenido que sumar seis victorias para superar la barrera de los 40 puntos que habitualmente marcan el precipicio. Sin embargo, todo parece indicar que esta campaña la salvación será más barata y puede que con ganar cinco e incluso cuatro partidos sea suficiente. Especialmente relevante será superar a los rivales directos como el Huesca, el Elche y el Eibar, contra los que los hombres de Abelardo todavía deben medir fuerzas.

La primera oportunidad para sumar un triunfo tendrá lugar este domingo a las 14.00 horas en Mendizorroza contra el Celta. El cuadro gallego está cuajando una buena temporada desde la llegada de Coudet y tiene la permanencia prácticamente asegurada. En Balaídos la victoria fue para los gallegos, pero en Vitoria la historia puede ser muy diferente. El Alavés intentará castigar los riesgos que toma el rival en la salida de balón y sumar tres puntos en uno de los duelos más asequibles que quedan por delante.

Tras los gallegos, tocará medirse ante el Athletic Club en San Mamés, un campo que, a pesar de que los bilbaínos tendrán la cabeza puesta en la final de Copa contra el Barça, siempre es difícil. El 18 de abril a las 16.15 horas el Alavés se jugará gran parte de la temporada en Mendizorroza contra el Huesca, rival directo por la permanencia frente al que cayó en la primera vuelta. Será importante conseguir el triunfo, ya que después recibirá la visita del Villarreal en Mendizorroza y tocará jugar en Mestalla contra el Valencia. Se trata de dos de los presupuestos más altos de la competición y el Villarreal está metido de lleno en la pelea por puestos europeos, por lo que será complicado rascar puntos en esas dos jornadas.

TRAMO CLAVE DEL CURSO En cualquier caso, será entre el 2 y el 12 de mayo cuando el Alavés se lo juegue todo, ya que en el espacio de diez días deberá jugar tres partidos clave, dos de ellos contra rivales directos en la lucha por la permanencia. Las fechas son orientativas, pero aproximadamente el 2 de mayo el Glorioso visitará al Eibar en Ipurua, con ambos equipos vascos jugándose el cuello.

El fin de semana siguiente, los de Abelardo retornarán a Vitoria para medirse contra el Levante, al que empató en el Ciutat de Valencia a pesar de la absurda expulsión de Edgar Méndez en la primera parte. Acto y seguido, la expedición albiazul visitará al Elche, que marca actualmente la salvación, para disputar una jornada intersemanal. Podría ser la última bala para los albiazules, ya que los partidos de las dos últimas jornadas, contra el Granada en casa y el Sevilla a domicilio, serán sobre el papel algo más exigentes. La ecuación es sencilla para el Alavés: cuantas más finales gane antes del 23 de mayo, más posibilidades de lograr el objetivo.