Rival

Fali, un futbolista hecho de otra pasta

El peculiar central tiene el cariño de la afición gaditana por su carisma y carácter

12.03.2021 | 23:34
Fali protege el balón de Loren durante un encuentro de este curso contra el Betis. Foto: Cádiz CF

En verano de 2015, Rafael Giménez Jarque, más conocido como Fali, salió de Valencia rumbo a Tarragona para firmar su primer contrato profesional con el Nástic. Lo hizo en la furgoneta de su padre, a la que llenaron el depósito por primera vez, ya que habitualmente con diez euros les sobraba para sus tareas de chatarrería. El depósito no lo aguantó y tuvieron que hacer el viaje sin saber cuánta gasolina les quedaba, ya que la aguja no subía. Al llegar al destino, se encontraron con el rostro atónito del presidente al ver bajarse de la furgoneta a un gitano de dos metros con la melena por la cintura y el escudo del Madrid tatuado en el gemelo, acompañando a su hijo Fali, el nuevo fichaje del Nástic. Quién le iba a decir entonces a aquel humilde jugador de 21 años, que tuvo que pedir dinero al representante para el peaje de vuelta a Valencia, que seis años después sería uno de los estandartes de un equipo de Primera División.

Fali es un futbolista peculiar, tanto dentro como fuera del campo. Quizá no sea el jugador más talentoso del equipo, pero su carácter, liderazgo y capacidad de sacrificio lo han convertido en imprescindible para Álvaro Cervera, que en más de una ocasión lo ha definido como "el futbolista que todo entrenador querría tener". Desde luego, es mejor tenerlo de tu parte, ya que como rival es un dolor de cabeza constante. A pesar de su apariencia de futbolista aficionado de Primera Regional, es un portento físico, capaz de abarcar muchísimo campo y juega siempre sin ningún tipo de complejo. Tácticamente es un diez, sigue a rajatabla todas las indicaciones de su entrenador y es capaz de adaptarse a cualquier posición del campo con éxito, como ha demostrado este curso al sustituir a José Mari como pivote durante gran parte de la temporada, a pesar de que su puesto natural es el de central.

En tareas defensivas se deja siempre la piel y con el balón en los pies suele tomar buenas decisiones. A esto hay que añadirle sus cualidades de líder. Cuando en invierno de 2016 fichó por el Barça B, el filial blaugrana se encontraba en los puestos de descenso a Tercera División y pasaba por un momento muy delicado. Recién llegado a la disciplina, con 22 años, se encontró con la plantilla escuchando música y bailando en el vestuario. Su reacción fue romper el equipo de música contra el suelo: "Esto no puede ser señores, que vamos últimos. Aquí a quien no corra lo voy a reventar". A partir de entonces, el equipo ganó siete partidos consecutivos dejando la portería a cero y estuvo a punto de entrar en play off. Al año siguiente, continuó y ascendieron a Segunda.

PROTAGONISMO EN LA PANDEMIA El peculiar carácter de Fali lo convirtió en protagonista durante el confinamiento del año pasado. Fue motivo de risas cuando consiguió ganar un torneo de Fifa entre los jugadores de Segunda División con una Playstation prestada por su frutero, una televisión rota y el wi-fi de su vecino. Después, cuando los futbolistas regresaron a los entrenamientos, fue el único que se negó a salir de casa por miedo al virus y a contagiar a su familia. Se negó a cobrar su nómina y prefirió arriesgar su carrera deportiva. Finalmente, el club consiguió convencerle para abandonar por primera vez su piso y ser partícipe del ascenso del Cádiz a Primera División.

Desde luego, carisma no le falta para arrasar en las redes sociales, pero hasta para eso es diferente al resto de sus compañeros de profesión. Nunca ha tenido teléfono móvil y no está presente en ninguna red social. A sus 27 años, lleva ya once casado y es padre desde los 17. Algo más le está costando marcar su primer gol como profesional, algo que nunca lo ha conseguido. El valenciano prometió que cuando lo lograra se compraría un móvil, por lo que muchos esperan con ansia ese momento. Al Alavés no le debería preocupar hoy a partir de las 14.00 el acierto de Fali de cara a portería, pero será un incordio para el desafortunado albiazul que tenga que lidiar con su marcaje.

anteriorsiguiente
noticias de noticiasdealava