Dificultades

Otro duelo directo perdido

El Alavés sigue sufriendo contra equipos de su misma liga y se acerca peligrosamente al descenso

11.01.2021 | 00:31
Battaglia se protege en la jugada del gol de Negredo, que sentenció el partido. Foto: Efe

Vitoria – Parece que el Deportivo Alavés de la temporada 2020-21 está construido para competir contra los equipos más poderosos de La Liga y no contra sus rivales directos en la pelea por mantener la categoría. El conjunto babazorro se vio ayer superado por otro equipo de su misma liga como es el Cádiz, que mereció la victoria y se coloca ahora cinco puntos por encima del Glorioso. Sin los ocho puntos que consiguieron los albiazules contra el Real Madrid, el Barcelona, la Real Sociedad y el Athletic, equipos que por presupuesto les corresponde pelear por otros objetivos, el Alavés ocuparía en estos momentos la última posición de la tabla.

En sus cruces contra rivales directos solo ha conseguido imponerse al Real Valladolid y al Eibar, mientras que ha caído contra el Huesca, el Celta, el Elche y el Cádiz, con empates contra Osasuna, Levante y Getafe. Sorprende que los partidos en los que mejor imagen han dado los gasteiztarras han sido los duelos contra el Barça, el Madrid y el Atlético, en los que demostró que es capaz de jugar de tú a tú a los equipos más poderosos de la competición. Sin embargo, eso no es suficiente para mantener la categoría, ya que perder contra un rival directo no solo significa dejar escapar tres puntos, también supone concedérselos a un conjunto al que le cuesta sumar. Son partidos que valen seis puntos.

En efecto, una victoria ayer habría supuesto superar al Cádiz en la tabla y colocarse en una posición cómoda en la zona media de la clasificación. Sin embargo, los gaditanos, que solo habían sumado cuatro goles a favor en toda la temporada en el Ramón de Carranza, marcaron ayer tres tantos –que pudieron ser más– y durmieron cómodamente a siete puntos de la zona de peligro. El Alavés, por su parte, está a solo dos puntos del descenso, que lo marca el Elche con tres partidos menos jugados que la entidad gasteiztarra. Osasuna, Huesca y Getafe también tienen encuentros pendientes.

EL CALENDARIO SE COMPLICA La situación del Alavés no es crítica, pero puede complicarse más en las próximas semanas, ya que sus próximos rivales en liga son el Sevilla y el Real Madrid, con un también exigente partido de Copa del Rey contra el Almería de por medio. Eso sí, visto lo visto, puede que para los de Machín sea beneficioso verse las caras contra adversarios de la zona alta de la clasificación.

Sea por mera casualidad o porque el Alavés se encuentra más cómodo jugando sin balón que llevando la responsabilidad del juego contra equipos como el Cádiz, el caso es que el combinado babazorro necesita empezar a obtener buenos resultados contra equipos de su nivel. De lo contrario, se verá obligado a repetir hazañas como la de la victoria en Valdebebas para poder salvarse.

El Alavés ha mostrado su mejor versión contra rivales de la zona alta y en la parte baja solo se ha impuesto al Valladolid y al Eibar