Ismael se marcha del Alavés sin ni siquiera debutar

El centrocampista sevillano pone fin a su cesión en Vitoria y el Betis lo traspasará al Atlético de Madrid

02.10.2020 | 17:16
Ismael Gutiérrez, el día de su presentación como jugador del Deportivo Alavés

VITORIA - La particular trayectoria de Ismael Gutiérrez en el Deportivo Alavés va a tocar a su fin sin que el centrocampista sevillano haya ni siquiera debutado con la camiseta albiazul. Llegado a Mendizorroza el pasado mercado invernal, entre lesiones y falta de confianza en sus posibilidades se quedó sin jugar en toda la pasada campaña, ni antes ni después del parón provocado por la pandemia. El contrato de cesión suscrito con el Betis incluía el préstamo por lo que quedaba del anterior curso y el presente completo, pero desde Vitoria se lleva tiempo tratando de romper ese acuerdo y finalmente el futbolista de Los Palacios abandonará el Alavés sin haber debutado. Pero lo más curioso de todo es que su próximo destino será el Atlético de Madrid, que desembolsará un millón de euros de manera inmediata por su fichaje, ampliables a dos en el caso de que finalmente se decida a quedarse con Ismael.

El paso del sevillano por el Alavés es ciertamente difícil de explicar. Ya desde su llegada, pues se trataba de un futbolista adscrito al filial del Betis en Tercera División y que apenas, con 19 años, había disfrutado de solo tres partidos en la máxima categoría. Si el club verdiblanco buscaba que el joven se foguease con muchos minutos, no parecía el conjunto albiazul dirigido por Asier Garitano el mejor destino. Antes y después del parón, en ningún momento disfrutó de la confianza del preparador de Bergara y fue convocado en siete partidos en los que no llegó a debutar. Incluso los canteranos del club le adelantaron en su demarcación, como sucedió cuando debutó Mahmoud Abdallahi. Unos problemas físicos le impidieron estar disponible en los últimos encuentros y se repitieron durante la pretemporada unas molestias musculares que le dificultaron entrar en la dinámica de trabajo de Pablo Machín.

Tras esos primeros entrenamientos, desde el club se tuvo claro que había que darle una solución a este problema. Postura compartida con el Betis, que pretendía que su canterano creciese con minutos que en Mendizorroza no iba a tener. Tras barajarse varias opciones en Segunda División B, la sorpresa es la apuesta que el Atlético de Madrid va a hacer por el palaciego. El club rojiblanco va a adquirir la mitad de los derechos del futbolista y le pagará al Betis un millón de euros por el traspaso, pero el próximo verano podría hacerse con la totalidad de su ficha por otro millón de euros más. En principio, la idea es que el sevillano actúe con el equipo filial, pero se pretende que entrene a las órdenes de Diego Simeone. Su paso por Vitoria será recordado como un capítulo peculiar dentro de la historia de un club para el que no es nuevo eso de haber contado con jugadores que ni siquiera hayan llegado a debutar.