Efectividad

Munición pesada ante un muro frágil

El Deportivo Alavés ha marcado al menos un gol en siete de sus ocho últimos partidos como visitante mientras que el Mallorca es la segunda peor defensa de la liga

12.02.2020 | 06:22
Joselu celebra el gol que le anotó al Mallorca en la primera vuelta y que supuso el definitivo 2-0.

Vitoria - Después de conquistar el pasado viernes una trascendental victoria en el derbi ante el Eibar, el Deportivo Alavés dispone el sábado de una gran oportunidad para dar un paso de gigante hacia el objetivo de garantizarse la presencia una temporada más en la máxima categoría cuanto antes. Y es que el combinado vitoriano visita el terreno de juego del Mallorca, uno de los tres conjuntos que, igualados a 18 puntos, ocupan las posiciones de descenso. Al igual que sucedía la última jornada, el choque vale bastante más que los tres puntos que refleja la normativa, puesto que se disputa ante un adversario directo y ofrece el premio añadido de garantizarse el golaverage a favor a la conclusión de la temporada.

Una cita por lo tanto de enorme calado a la que El Glorioso se presenta con un importante argumento a su favor. En concreto, el que relaciona la capacidad ofensiva albiazul con la seguridad defensiva bermellona. Una comparación en la que, al menos sobre el papel, sale significativamente mejor parado el conjunto de Asier Garitano.

Así lo reflejan las estadísticas sobre las que en numerosas ocasiones se apoyan los análisis previos a los partidos. Con la pareja Lucas Pérez-Joselu funcionando a pleno rendimiento, el Alavés se ha convertido en un conjunto a tener en cuenta en el plano ofensivo. Incluso cuando comparece lejos del amparo que siempre otorga el calor de Mendizorroza. Basta con repasar los resultados del conjunto vitoriano para comprobarlo.

De esta manera, únicamente en uno de sus últimos ochos encuentros como visitante (incluido el de la Copa del Rey ante el Jaén) se ha quedado sin marcar la escuadra gasteiztarra. Es verdad que no siempre ha conseguido regresar a casa con un resultado positivo en el maletero pero, como mínimo, ha obligado al oponente de turno a hacer dos goles para derrotarlo. La racha anotadora arrancó en la octava jornada del campeonato con la visita al Valencia (2-1) y a partir de ahí continuó en Villarreal (4-1), Pamplona (4-2), Eibar (0-2), Jaén (3-1), Barcelona (4-1), el Ciudad de Valencia (0-1) y el Sánchez Pizjuán (1-1). Solo en la visita al Granada del decimosexto capítulo liguero se quedó sin perforar la portería rival (3-0).

Así pues, parece bastante factible apostar a que El Glorioso pueda mantener su tendencia este sábado y anotar algún gol en el feudo del Mallorca. Más todavía teniendo en cuenta que el próximo rival albiazul es, con 39, el segundo equipo de toda la Primera División que más tantos ha encajado, únicamente superado por el Espanyol con 40.

Si a esto se le suma que el combinado insular se encuentra inmerso en una dinámica negativa que le ha llevado a sumar únicamente tres puntos de los dieciocho últimos que se han puesto en liza (derrotas ante Sevilla, Granada, Real Sociedad, Valladolid y Espanyol y un solitario triunfo sobre el Valencia), el escenario se antoja propicio para que el Deportivo Alavés se acerque un poco más a su gran objetivo de asegurar la permanencia.

Para conseguirlo, la escuadra gasteiztarra deberá tratar de poner en práctica los mismos argumentos que le han permitido acabar -al menos temporalmente- con el terrible síndrome del viajero que le afectó durante la primera mitad del campeonato. Si en ese periodo solo fue capaz de sumar cuatro puntos fuera de Mendizorroza gracias al empate de la tercera jornada en Getafe y el solitario triunfo de la decimonovena en Ipurua, esta situación ha dado un vuelco completo tras cruzar el ecuador del ejercicio. Porque tras mantener la tónica negativa ante Granada, Jaén y Barcelona, el equipo ha logrado dar con una piel mucho más fiable ejerciendo de visitante. De esta manera sumó la victoria en el campo del Levante y regresó del Sánchez Pizjuán sevillista con un valioso empate en el maletero. Por lo que si es capaz de volver a sumar algo positivo este sábado en Mallorca habrá superado ya el registro de puntos logrados fuera de casa en la primera vuelta además de enlazar tres salidas consecutivas sin perder y cinco de las seis últimas jornadas puntuando.

Claro que todo este esperanzador castillo de naipes en el aire puede terminar desmoronándose y convirtiéndose en una realidad totalmente opuesta si el plantel de Asier Garitano vuelve a su versión del pasado. Por lo tanto, el primer gran objetivo debe ser desterrar el más mínimo atisbo de exceso de confianza ante los argumentos que parecen jugar a favor de los vitorianos. Entonces, llegará el momento de echar mano de la munición pesada albiazul para derribar el aparentemente frágil muro mallorquín.

los datos

Efectividad. El Alavés ha marcado en Valencia, Villarreal (4-1), Pamplona (4-2), Eibar (0-2), Jaén (3-1), Barcelona (4-1), el Ciudad de Valencia (0-1) y el Sánchez Pizjuán (1-1). En las ocho últimas salidas, solo en la visita al Granada de la 16ª jornada (3-0) se quedó sin marcar.

Pareja letal. Los dieciocho tantos que han anotado entre Lucas Pérez y Joselu les convierten en una peligrosa amenaza para cualquier rival y ante el Mallorca tratarán de ampliar su cuenta.

la cifra

39 Goles ha encajado el Mallorca en las 23 jornadas de Liga que se han disputado hasta el momento. Un pobre balance que le sitúa como el segundo peor equipo de la categoría en este apartado únicamente superado por los cuarenta que ha recibido el Espanyol.

Noticias relacionadas