La CE avisa a Polonia de que no puede cuestionar los principios de la Unión

La presidenta Von der Leyen y el comisario de Justicia, Didier Reynders, señalan que usarán todos los “poderes posibles”

09.10.2021 | 00:56
El comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, en su comparecencia ante la prensa. Foto: Efe

Bruselas – La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, subrayó ayer que usarán todos los "poderes" disponibles para defender que el Derecho europeo prima sobre la legislación nacional, después de que el Tribunal Constitucional polaco emitiese ayer una sentencia que contradice este principio fundacional de la Unión Europea. "Estoy profundamente preocupada por la sentencia de ayer del Tribunal Constitucional polaco. He dado instrucciones a los servicios de la Comisión para que la analicen a fondo y con rapidez. Sobre esta base decidiremos los próximos pasos", dijo Von der Leyen en una declaración distribuida a la prensa.

Insistió en que los Tratados europeos son "muy claros" en cuanto a que las sentencias del Tribunal de Justicia de la UE son vinculantes para las autoridades de todos los Estados miembros, incluidos los tribunales nacionales, y en que "el derecho de la UE tiene primacía sobre el derecho nacional, incluidas las disposiciones constitucionales". "Esto es lo que todos los Estados miembros de la UE han firmado como miembros de la Unión Europea. Utilizaremos todos los poderes que tenemos en virtud de los Tratados para garantizarlo", afirmó.

El Tribunal Constitucional (TC) polaco sentenció el jueves que algunos artículos del tratado de adhesión a la UE son "incompatibles con la Constitución" del país, un fallo emitido tras la petición del propio Gobierno polaco de que se pronunciase sobre la cuestión y que avala la oposición de Varsovia a aplicar leyes comunitarias. La sentencia agrava aún más el choque entre Bruselas y Varsovia a cuenta de los problemas del socio del Este con el Estado de Derecho y, en particular, la independencia judicial, que le han valido ya varios expedientes comunitarios.

Von der Leyen incidió en su declaración en que tanto los ciudadanos europeos como las empresas que hacen negocios en Polonia "necesitan la seguridad jurídica de que las normas de la UE, incluidas las sentencias del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, se aplican plenamente en Polonia". La "máxima prioridad" de Bruselas, dijo, es garantizar la protección de los derechos de los polacos y que disfruten de los beneficios de pertenecer a la UE.

Medios legales y financieros Ahondando en la postura de Von der Leyen, el comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, recordó ayer que la Comisión Europea cuenta con instrumentos tanto legales como financieros para hacer cumplir los Tratados, aunque no quiso anticipar qué medidas concretas se aplicarán para responder a la sentencia del Tribunal Constitucional polaco.

En una declaración a la prensa, Reynders dijo que se estudiarán todas las herramientas a disposición del Ejecutivo comunitario y subrayó que desde el inicio del actual mandato se han "añadido instrumentos, como los informes sobre el Estado de derecho o instrumentos financieros". "Todo está ahí y veremos cómo pueden ser lo más eficaces posible", dijo Reynders, quien insistió en que la CE debe analizar el fallo del tribunal polaco.

Aunque el comisario no lo mencionó explícitamente, la UE se ha dotado este año de un mecanismo que permitirá bloquear la entrega de fondos comunitarios a países dónde se produzcan violaciones del Estado de derecho que afecten al presupuesto comunitario, una medida que precisamente fue recurrida por Polonia y Hungría ante los tribunales europeos. Además, la Comisión está analizando todavía el plan de recuperación polaco, por el que aspira a recibir 36.000 millones de euros, por las dudas de que se ciña a las recomendaciones de Bruselas en materia de independencia judicial.

Otras voces Lo cierto es que desde los Veintisiete son muchas las voces que se han alzado en contra de la decisión del TC polaco. Así, el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Heiko Maas, instó a Polonia a ceñirse a las leyes de la UE y recordó a ese país que ser parte del bloque comunitario implica implementar sus normas comunes. "Si un país decide ser parte de la UE, debe preocuparse de que las reglas acordadas se apliquen completamente", afirmó Maas, en declaraciones al grupo mediático Funke.

El Gobierno francés considera que el mensaje polaco de que su Constitución nacional es superior a cualquier otro cuerpo de leyes, como el de la UE, constituye "un ataque" contra el bloque comunitario. "Es gravísimo. No es un tema técnico o jurídico, es algo eminentemente político que se inscribe en una larga lista de provocaciones a la UE. (...) Es un ataque contra la UE", dijo el secretario de Estado francés de Asuntos Europeos, Clément Beaune.

El Gobierno de Polonia "juega con fuego" advirtió ayer el ministro de Exteriores de Luxemburgo, Jean Asselborn.

"Las sentencias del Tribunal de la UE son vinculantes para todos los Estados miembros"

Ursula Von der leyen

Presidenta de la Comisión Europea

"Si se decide ser parte de la UE, las reglas acordadas se aplican

completamente"

Heiko Maas

Ministro alemán de Asuntos Exteriores

noticias de noticiasdealava