El TEDH avala una condena por regalar una camiseta con mensajes yihadistas

El condenado regaló a su sobrino, de 3 años y de nombre 'Jihad', una camiseta en la que se podía leer: "Soy una bomba" y "Jihad, nacido el 11 de septiembre"

02.09.2021 | 15:04
Fachada del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha dictaminado que la camiseta que llevó un niño francés a la guardería no queda amparada bajo la libertad de expresión, al entender que mensajes como "Soy una bomba" o "Jihad, nacido el 11 de septiembre" traspasan los límites de lo que podría entenderse como humor.

El caso se remonta a septiembre de 2012, cuando Jihad, que entonces tenía tres años, acudió a la escuela infantil de Sorgues, en el sur de Francia, con una camiseta que le había regalado su tío. La prenda no estaba a la vista, pero dos docentes se percataron de ella al acompañar al menor al baño.

La dirección del centro se puso ese mismo día en contacto con las autoridades educativas y con el Ayuntamiento, que a su vez redirigió la queja a la Fiscalía. La Justicia, tras sucesivos recursos, determinó que el autor del regalo, identificado como Z.B., debía ser condenado a dos meses de cárcel en suspenso y a una multa de 4.000 euros.

Tanto ante los tribunales galos como ante el TEDH, el acusado alegó que eran mensajes en tono humorístico, pero el tribunal europeo ha coincidido con la Justicia francesa en que no está en juego la libertad de expresión. "El derecho al humor no es ilimitado", ha explicado el TEDH, que ha aludido a los "deberes y responsabilidades" que conlleva toda declaración o mensaje.

Asimismo, ha apuntado que el tiempo transcurrido desde los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos tampoco resta gravedad a los hechos, en la medida en que la amenaza terrorista seguía por entonces presente, particularmente en Francia.

El TEDH ha enfatizado que no hay indicios que vinculen al acusado con una organización terrorista ni que haya hecho apología en otras ocasiones, eximentes que ya habría tenido en cuenta la sentencia dictada en Francia, en la que también se recoge que la camiseta no estaba a la vista.

Por todo ello, considera que la condena dictada no fue "desproporcionada" y, en cambio, la injerencia de los jueces en un mensaje público puede ser considerado "necesario en una sociedad democrática".

noticias de noticiasdealava