Francia refuerza con una nueva ley la lucha antiyihadista

Impone neutralidad religiosa a los funcionarios y limita las posibilidades de educar en casa

10.12.2020 | 00:54

parís – Francia reforzó ayer su lucha contra el islamismo radical con un proyecto de ley que reafirma principios republicanos como el laicismo y facilita herramientas para garantizar el respeto de esos valores. La legislación pretende proteger a los empleados públicos ante las presiones radicales, garantizar que toda asociación respete la laicidad y limitar las posibilidades de educar a los menores de edad en casa.

El "proyecto de ley que reafirma los principios republicanos" llegó ayer al Consejo de Ministros después de meses de discusión, marcados por varios atentados yihadistas y por las críticas internacionales al presidente, Emmanuel Macron, por su defensa del modelo laico francés.

El proyecto penará la expedición de certificados de virginidad, estrechará los controles contra los matrimonios forzosos, que aunque ya están prohibidos afectan en la actualidad a unas 200.000 mujeres, según cálculos de las ONG, y retirará el permiso de residencia a los polígamos.

El llamado Proyecto de Ley que Reafirma los Principios Republicanos, lanzado para evitar que las reglas religiosas prevalezcan sobre las leyes nacionales, llega en un momento de fuertes tensiones sociales.

discurso del odio en internet La decapitación el pasado 16 de octubre del profesor de secundaria Samuel Paty tras haber enseñado en clase caricaturas de Mahoma extendió el debate sobre la libertad de expresión o el derecho a la blasfemia y este nuevo texto lo tiene en cuenta.

Quienes pongan en peligro la integridad física o psíquica de alguien mediante la difusión pública de sus datos personales, profesionales o familiares, como le sucedió a Paty, recibirán hasta tres años de cárcel, o cinco si la víctima ostenta un cargo o una misión de servicio público.

Asimismo, da más autoridad a los delegados de Gobierno para suspender decisiones de los ayuntamientos cuando estimen que infringen las reglas del laicismo.

Éric Dupond-Moretti, titular de Justicia, explicó que la ley solo "pretende proteger la libertad y los valores del Estado", y aclaró que el texto no trata de estigmatizar a ninguna religión, "sino responder al islamismo radical".