España recibe los primeros 6.000 millones para combatir el paro

Los fondos se destinarán al pago de los ERTE y a ayudas a autónomos por cese de actividad

28.10.2020 | 00:12

bruselas – La Comisión Europea (CE) anunció ayer que España ha recibido los primeros 6.000 millones de euros en préstamos en condiciones favorables del fondo europeo contra el desempleo por la pandemia, conocido como SURE, del que le corresponden un total de 21.300 millones de euros. Con esto, España será el segundo país de la UE que más ayudas reciba.

El fondo SURE se destinará a ayudar a los países de la Unión Europea a financiar los sistemas de reducción de jornada subvencionada, como es el caso de los ERTE en España, y otras medidas de apoyo al empleo, por ejemplo, mediante un mayor apoyo a los trabajadores autónomos.

El país se convierte así en uno de los primeros en recibir un desembolso de estas ayudas, junto a Italia, que obtuvo este martes 10.000 millones de euros, y Polonia, que obtuvo 1.000 millones. De momento, diecisiete países de la UE han solicitado ayudas del SURE por un total de 87.900 millones de euros, pero otros Estados podrían sumarse hasta cubrir los 100.000 millones de dotación total del fondo.

cotización en el luxse El bono social formará parte de la bolsa verde de Luxemburgo (Luxembourg Green Exchange-LGX), la primera plataforma mundial dedicada exclusivamente a los valores sostenibles.

La bolsa de Luxemburgo creó la LGX en 2016 como una contribución directa al Acuerdo de París sobre el Cambio Climático y a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, recalcó Bruselas.

"La LGX facilita la inversión sostenible y ayuda a reorientar los flujos de capital hacia el desarrollo ecológico y sostenible. Hoy en día, la LGX engloba cerca de 830 valores que representan más de 320.000 millones de euros", explicó el Ejecutivo comunitario.

El marco de bonos sociales SURE de la UE contribuirá al avance del Objetivo de Desarrollo Sostenible número tres de las Naciones Unidas sobre salud y bienestar, y al del número ocho sobre trabajo decente y crecimiento económico, según la Comisión.