Bruselas avisa a Londres de que se acaba el tiempo para el acuerdo

Irlanda también descarta que se pueda lograr un pacto entre la UE y el Reino Unido esta semana

14.10.2020 | 01:08

bruselas – El secretario de Estado alemán para la Unión Europea, Michael Roth, advirtió ayer al llegar de una reunión de ministros y secretarios de la UE en Luxemburgo que el tiempo de Londres para lograr un acuerdo "se está agotando" y que las negociaciones sobre la relación de los veintisiete con el Reino Unido tras el brexit se encuentran en una fase "muy crítica".

A pesar de que el jueves comienza una cumbre de líderes europeos en la que se abordarán los elementos discordantes del pacto, Roth advirtió que desde la UE "están preparados para la posibilidad de que no se alcance un pacto" aunque espera "progresos sustanciales" por parte del Reino Unido en las "áreas clave".

Estos ámbitos en los que Londres y Bruselas están más alejadas y que son determinantes para conseguir un pacto sobre la nueva relación son la pesca, la gobernanza del futuro acuerdo y las garantías para asegurar una competencia justa entre las empresas británicas y comunitarias.

Tanto Londres como Bruselas aspiran a cerrar un acuerdo en las próximas semanas, para que el convenio pueda entrar en vigor el próximo 1 de enero, día en el que termina el periodo transitorio en el que se sigue aplicando la legislación comunitaria en el territorio británico y el Reino Unido se convertirá, de manera definitiva, en un país tercero.

frontera con irlanda Asimismo, el ministro de Asuntos Exteriores irlandés, Simon Coveney, descartó ayer que la Unión Europea y el Reino Unido puedan lograr un acuerdo esta semana, pese a la celebración el jueves y viernes de la cumbre que abordará estas cuestiones.

Asimismo, recalcó que para concluir ese pacto, el Gobierno británico deberá retirar el proyecto legislativo que viola partes del acuerdo de retirada, en particular, los aspectos relacionados con la frontera entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte.

Coveney señaló que se ha producido "algún progreso" en el ámbito de la competencia, pero "poco o ningún avance" en la pesca, donde Londres y Bruselas "todavía están muy lejos".