Bruselas da su primer paso para aprobar el Fondo de Recuperación

La Unión Europea respalda que se eleve el techo del presupuesto para emitir una deuda común

02.09.2020 | 00:55

bruselas – La comisión de Presupuestos del Parlamento Europeo (PE) dio ayer un primer paso para la puesta en marcha del Fondo de Recuperación pospandemia de la Unión Europea (UE), al respaldar que se eleve el techo del presupuesto para emitir deuda común y financiar así las ayudas.

Los líderes de la UE acordaron en julio, tras una histórica cumbre de cuatro días, un plan de reconstrucción económica sustentado en este nuevo fondo de 750.000 millones de euros y en un presupuesto comunitario de 1,074 billones para 2021-2027. Pero para echar a rodar necesita el visto bueno de la Eurocámara, que además tiene poder para enmendar varias de las legislaciones que componen el paquete.

La comisión de Presupuestos dio ayer un paso imprescindible por su parte al adoptar –por 33 votos a favor, 5 en contra y 2 abstenciones– una resolución a favor de la decisión de aumentar los recursos propios del presupuesto, que generará el margen fiscal que permitirá que la Comisión Europea emita deuda en los mercados. Esta legislación es la base para que el fondo pueda empezar a financiarse y la opinión del PE, aunque no vinculante, es indispensable para que los Parlamentos nacionales puedan comenzar su ratificación. La Eurocámara tiene previsto votar la resolución en su pleno de este mes.

Los países, por su parte, quieren llegar "a finales de septiembre" a un acuerdo político con el PE tanto sobre esta decisión de recursos propios como sobre el marco financiero plurianual 2021-2027, mientras que para diciembre esperan cerrar los acuerdos sobre el resto de legislaciones sectoriales del plan de recuperación. Así lo transmitió el secretario de Estado alemán para la UE, Michael Roth, cuyo país ocupa este semestre la presidencia de la UE, en una comparecencia en la que subrayó la necesidad de un acuerdo rápido y lo complejo que fue poner de acuerdo a los Veintisiete.

Los eurodiputados, por su parte, señalaron que no se limitarán a poner el sello a lo acordado por los líderes. Apuntaron que buscarán mitigar algunos de los recortes presupuestarios aplicados en ciertos programas comunitarios e introducir nuevos recursos propios para el presupuesto.