Por parte de un grupo neonazi

Portugal investiga amenazas de muerte contra tres diputadas

Junto a otros 7 activistas, recibieron el aviso por parte de un grupo neonazi para que abandonasen el país

15.08.2020 | 23:16

lisboa – Una decena de activistas antirracistas de Portugal, entre ellos tres diputadas, fueron amenazados el jueves por un grupo neonazi que asegura que tomará "medidas" contra ellos y sus familiares si no abandonaban el país en 48 horas.

El caso, que sacudió a Portugal, se conoció gracias a la asociación SOS Racismo, que denunció ante la policía haber recibido un email de un grupo neonazi que se presenta con el nombre de Nova Ordem de Avis/Resistência Nacional.

En el correo electrónico, reproducido en medios locales, se señalaba a diez activistas y se indicaba que tenían 48 horas "para rescindir sus funciones políticas y dejar el territorio portugués".

De lo contrario, "medidas serán tomadas contra estos dirigentes y sus familiares, de forma que se garantice la seguridad del pueblo portugués", y concluía que "agosto será mes de lucha contra los traidores de la nación y sus partidarios".

otros mensajes No es el primer email con amenazas de este grupo, recientemente surgido, agrega SOS Racismo, que también denunció un primer mensaje recibido el 6 de agosto en el que Nova Ordem de Avis/Resistência Nacional se presentaba como "una nueva milicia de extrema derecha" con una misión.

"Siempre que un nacionalista sea preso, un antirracista será asesinado y siempre que un nacionalista sea asesinado decenas de extranjeros serán asesinados", prometían.

Dos de las personas amenazadas son diputadas del marxista Bloco de Esquerda, que piensa presentar denuncias, mientras el caso genera el rechazo de las principales autoridades políticas.

"Hay que estar atento a las campañas y escaladas que es fácil hacer en la sociedad portuguesa", dijo el presidente del país, Marcelo Rebelo de Sousa, quien advirtió sobre cómo "la instrumentalización de esos temas se ha usado en otros países para radicalizar la vida política".

También habló el presidente del Parlamento, Eduardo Ferro Rodrigues, quien condenó la "tentativa de intimidar diputados y activistas políticos".