El derecho al aborto, lejos de ser universal

Mientras países del sur dan pasos hacia delante en su legalización, Polonia o Estados Unidos van hacia atrás

07.05.2022 | 16:06
Manifestantes se reúnen para esperar la decisión sobre la despenalización del aborto en Colombia.

El derecho universal al aborto, bandera de la lucha feminista durante décadas, está aún lejos de ser una realidad. Y es que mientras países del sur como Chile o Colombia han dado pasos adelante para el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo, el norte ve de frente el retroceso en los logros alcanzados a lo largo de los último años.

Polonia firmó en febrero su prohibición, y esta misma semana se ha filtrado que Estado Unidos se dispone a hacer lo mismo. Por eso, organizaciones como la OMS o Amnistía Internacional han dado la voz de alarma.

Tras conocer el borrador del Supremo de EEUU filtrado a la prensa, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, confirmaba esta semana que restringir el acceso a esta práctica no reduce su incidencia sino que "arrastra a mujeres y chicas a procedimientos inseguros". "Las mujeres siempre deberían tener el derecho a elegir en lo que respecta a sus cuerpos y a su salud. El acceso a un aborto seguro salva vidas", indicó.

Y es que según sus datos, cada año se practican aproximadamente 22 millones de abortos inseguros, el 98% de ellos en países en vías de desarrollo. Globalmente, el aborto inseguro provoca la muerte de unas 47.000 mujeres y se calcula que cinco millones de mujeres sufren discapacidad debido a complicaciones derivadas de un aborto inseguro. Esta cifra representa alrededor del 13% de las muertes maternas.

"Restringir el aborto solo lo hace más inseguro". Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

Amnistía Internacional también ha advertido que, de confirmarse la decisión del Tribunal Supremo, EEUU estaría ante " una violación atroz de los derechos humanos" que obligaría a muchas mujeres a seguir adelante forzosamente con embarazos y a buscar abortos inseguros. "El aborto es una necesidad de salud médica básica para millones de mujeres, niñas y personas que pueden quedar embarazadas. Forzar a alguien a seguir adelante con un embarazo, por la razón que sea, es una violación grotesca de los derechos humanos. Mientras buena parte del mundo está expandiendo los derechos humanos, incluido el derecho al aborto, los Estados Unidos están volviendo atrás en el tiempo y poniendo en riesgo las vidas y la libertad de millones de personas", subrayaron desde AI.

"Mientras que las medidas para despenalizar y legalizar el aborto en lugares como Argentina, Irlanda, México y Colombia, en los últimos años, han sido una gran victoria para la comunidad global, hay signos alarmantes de que Estados Unidos no está a la altura de los progresos que el resto del mundo está haciendo en la protección de los derechos sexuales y reproductivos. Pedimos insistentemente a las autoridades estadounidenses que protejan el derecho al aborto legal y seguro. Lo contrario sería un grave fracaso en la defensa de los derechos humanos, incluidos los derechos a la vida, la salud, la autonomía corporal, la privacidad y la dignidad", añadieron.

La lucha en América Latina


En Latinoamérica, en febrero de este año, Colombia legalizó el procedimiento hasta la semana 24 de gestación. Hasta ahora, el Código Penal consideraba legal el aborto en tres casos específicos: violación o incesto, malformación fetal que haga inviable su vida, o cuando la continuación del embarazo constituya peligro para la vida o la salud de la mujer, certificada por un médico. Pero quien se practicara un aborto por fuera de estos tres escenarios, cometía un delito. Eso cambió: ahora se puede abortar hasta los 6 meses de embarazo.

"Es una campaña de odio contra las mujeres". Agnes Callamard, seretaria general de AI.

Mientras que México declaró inconstitucional la criminalización del aborto en septiembre del año pasado, aunque la sentencia no legalizara la interrupción del embarazo. Por su parte, a finales de 2020 Argentina se convirtió en el mayor país de América Latina en legalizar el aborto. La nueva ley, aprobada inicialmente por la Cámara de Diputados el 11 de diciembre y confirmada por el Senado el día 30, legalizó la interrupción voluntaria del embarazo en las primeras 14 semanas.

En Asia países como Corea del Sur o Tailandia también se han sumado a esta corriente. Desde enero de 2021, el primero legalizó el aborto hasta la semana 14 de embarazo, mientras que el segundo hizo lo propio hasta la semana 12.

Lejos de ser legal


Y es que las leyes sobre la interrupción voluntaria del embarazo varían drásticamente en todo el mundo: en algunos países es una decisión personal, en otros es completamente ilegal y en muchos países los abortos solo se aceptan en ciertas situaciones, como malformaciones fetales o en casos de violación. Entre los países que los prohíben están El Salvador, Honduras, Nicaragua y República Dominicana Andorra, Congo, Haití, Jamaica, Madagascar, Malta y la Franja de Gaza, entre otros muchos, señal de que el aborto universal está aún muy lejos de ser un derecho universal.

El aborto en EEUU, a votación

  • Sin mayoría. El líder de los demócratas en el Senado de Estados Unidos, Chuck Schumer, anunció este jueves que esta semana someterá a voto una legislación para proteger el derecho al aborto con el objetivo de obligar a los senadores a posicionarse públicamente, pese a que tiene pocas probabilidades de ser aprobada. Así, será mañana cuando se inicien los trámites burocráticos para que la legislación se vote el miércoles. Este anuncio llega tras conocerse la intención del Senado de eliminar del derecho al aborto. Aunque Schumer está intentado ganar impulso para aprobar una ley que proteja el aborto en todo el país y lo desligue de cualquier tipo de decisión judicial, no cuenta con la mayoría.
noticias de noticiasdealava