El Congreso aprueba que los animales dejen de ser legalmente "cosas"

Los jueces tendrán que velar por su bienestar en casos de divorcio

02.12.2021 | 19:39
Una mujer sostiene a su perro

El Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado definitivamente la proposición de Ley que modifica al mismo tiempo el Código Civil, la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil en lo relativo al régimen jurídico de los animales de modo que estos dejarán ser considerados "cosas" para reconocer su cualidad como seres vivos "sintientes", dotados de sensibilidad. El pleno de la Cámara Baja ha ratificado casi todas las enmiendas incorporadas en el Senado, la mayoría de carácter técnico, sin el apoyo de Vox.

La reforma afecta al Código Civil de modo que el bienestar de los animales deberá ser tenido en cuenta en los procesos de separación o divorcio a la hora de concretar el régimen de convivencia, custodia, cuidado de estos, régimen de visitas y será el juez el encargado de decidir a quién entregar el cuidado de estos en función de su bienestar.

Además, incorpora este concepto a la hora de decidir en situaciones de herencia, sucesión, por lo que el juez se encargará de fijar el destino de un animal en caso de fallecimiento de su propietario, atendiendo a su bienestar y atendiendo a la concurrencia entre los malos tratos a animales con la violencia doméstica, de género, el maltrato y el abuso sexual infantil, incluye la limitación de la guardia y custodia en los casos en que haya antecedentes por maltrato animal ejercida como forma de violencia o maltrato psicológico de estos.

La reforma de la Ley hipotecaria, en la que se introduce un nuevo apartado en el artículo 111, establece que a partir de ahora los animales serán "absolutamente inembargables" de acuerdo con el vínculo de afecto con su familia. Esto supone, por ejemplo, que cuando un juez dicta un embargo de bienes, solo podrá llevarse lo embargable, entre lo que ya no estarán incluidos los animales, que quedarán al cuidado de su familia.

En caso de accidente, los animales ya no quedarán abandonados, como una maleta, sino que tendrán que ser atendidos.

En concreto, adecúa el Código Civil a la "verdadera naturaleza" de los animales, de las relaciones, particularmente las de convivencia, que se establecen entre estos y los seres humanos", para lo que se introducen en las normas relativas a las crisis matrimoniales preceptos destinados a concretar el régimen de convivencia y cuidado de los animales de compañía.

Asimismo, se modifica el artículo 605 de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, declarando que los animales de compañía son bienes absolutamente inembargables, "sin perjuicio de la embargabilidad de las rentas que los mismos puedan generar".

Durante el pleno del Congreso, donde el texto llega tras la introducción de algunas modificaciones en el Senado, el diputado de CS, Guillermo Díaz ha agradecido a PP y PSOE que hayan acogido "de buen grado" esta propuesta de CS de 2017 así como la labor del observatorio de Justicia y Defensa Animal por el "impulso" a esta propuesta y el trabajo técnico y legislativo para "reconocer" los animales como seres vivos, atender a la necesidad de evitar su sufrimiento de la

Así, ha resumido que el reconocimiento que desde hoy figurará en el Código Civil, además de en herencias o divorcios ahora cambiará para siempre y abre la puerta a muchas cosas, como evitar que cuando hay animales abandonados primaba la inviolabilidad del domicilio o que en accidentes de tráfico se los trataba como a una maleta.

En su turno, la diputada del PSOE, Sandra Guaita, ha expresado que la violencia "no puede ser un modo de vida ni de controla al que más débil" y ha pedido unir esta consideración a los delitos de violencia, maltrato y crueldad porque "quienes son violentos con los animales son potencialmente violentos con las personas".

En ese sentido, ha pedido a la "derecha y la ultraderecha más protección animal y menos demagogia", ya que la sensibilidad animalista "ha cambiado" y ahora es el turno de legislar con "respeto y empatía", ya que en la actualidad 16 millones de hogares españoles tienen un animal de compañía.

Por su parte, la diputada del PP, María Teresa Angulo, ha defendido el "evidente" interés del PP desde 2017 de acabar con la consideración de los animales como cosas, pero ha afeado que el PSOE haya introducido tras su paso por el Senado una enmienda al artículo 90 que "perjudicará a los menores" en los casos de divorcio. Así, se alegró de que el PSOE y todos los grupos rectificaran y aceptaran la enmienda de los populares en la Cámara alta pero lamenta que ahora el PSOE de "marcha atrás en parte" lo que puede suponer dejar en suspenso un régimen de custodia, alimentos de los menores hasta acordar el régimen del animal.

"Bienestar y protección animal sí, sin duda, pero no menoscabando el interés de los niños en una situación que ya de por sí es dolorosa", ha insistido Angulo que ha pedido la aceptación íntegra de dicha enmienda y que el PSOE no ceda a las "posiciones radicales de sus socios" que van a conllevar otro problema "más grande".

Para el diputado de Unidas Podemos, Juan López de Uralde, la reforma atiende a la realidad de que en el Estado español el 40 por ciento de los hogares tiene animales de compañía, de modo que "respeta y responde" a situaciones "cada vez más frecuentes" como la custodia de estos en casos de separación o divorcio, de fallecimiento, de accidente o embargo.

"El compromiso con la protección y defensa de los animales es un compromiso inequívoco, pero quedan muchos pasos por dar, la ley de bienestar animal, la reforma del código penal", ha deseado.

A continuación, el diputado de VOX Ángel López Maraver ha afeado que incluso con esta reforma "no va a cambiar la condición natural de los animales, que no la determinan los hombres" y, aunque considera que estos deben ser "objeto de protección", ese objetivo debe lograrse "siempre atendiendo a su naturaleza y nunca atendiendo a derechos y deberes" que "equiparan los animales de compañía a un hijo".

"Otorgar derechos a los animales es puro fariseísmo", ha afirmado López Maraver que a acusado a la Cámara de dar "al hombre muerte y al animal vida" porque hacen lo contrario con los animales que la ley del aborto.

En su intervención, el diputado del PNV Mikel Legarda ha destacado que con la aprobación de estas modificaciones se da un paso a "una nueva concepción de los animales" coherente con lo que dice la ciencia y con la nueva "sensibilidad social" y con el ordenamiento de los países "más avanzados". "Esta nueva concepción es un paso en la dirección moral adecuada, pues muestra la capacidad de comprender el sufrimiento de otros seres vivos", ha manifestado.

Por su parte, desde PdCat, el diputado Genís Boadella ha coincidido en que regular que los animales no son cosas supone un paso "más adelantado" en el Código Civil y, en la misma línea, la diputada de Junts per Cat Pilar Calvo opina que el hecho de que los animales "no son un bien, sino que hacen bien", lo saben "incluso los de la derecha que votan en contra o que se ponen de perfil cuando la justicia avanza", por lo que ha pedido a VOX que cambie su voto y "pase al lado correcto de la historia que con o sin su voto va a tener un final feliz".

López ha subrayado también que a partir de ahora cuando un hombre hace daño a animales de la familia no le va a salir gratis porque es "violencia vicaria" de modo que con la aprobación de esta reforma se humaniza el Código Civil porque el bienestar animal pasará a depender de los jueces.

noticias de noticiasdealava