Sagardui espera que en dos semanas el 90% de la población vasca tenga la pauta completa

La consejera de Salud subraya que el objetivo deber ser situarse por debajo de los 60 casos por cada 100.000 habitantes

13.09.2021 | 10:31
Una joven recibe una dosis de la vacuna.

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha considerado que el descenso de casos positivos en Covid-19 en Euskadi es "una señal de que vamos por buen camino", por "ese camino en el que ese tan ansiado 60 casos por cada 100.000 habitantes está cada día más cerca".

En una entrevista a Radio Popular - Herri Irratia, recogida por Europa Press, Sagardui ha señalado que los 60 casos por 100.000 habitantes es "la meta hacia la que vamos, además de una desocupación de las UCI y también de nuestros hospitales". "La evolución de las últimas dos semanas es muy satisfactoria y tenemos que mirar el futuro con esperanza", ha afirmado.

"Sigamos así, vamos a ver cómo es el desarrollo de esta semana, y con ello será cuando, primero, la comisión técnica del LABI emita un informe que elevará al Lehendakari y el viernes, en sesión del consejo asesor se podrá decidir", ha explicado, para confiar en que en esta semana "sigamos, para poder llegar a esa reunión con los mejores resultados posibles, en ese descenso progresivo de las dos últimas semanas".

Sagardui ha considerado que Euskadi está "en una clara recesión" de la quinta ola, con una incidencia y un número de contagios que "no tiene nada que ver, afortunadamente, con lo que teníamos en el mes de julio". No obstante, ha apostado por la prudencia, ya que "a mediados de junio la tasa de incidencia estaba por debajo de 100 casos por cada 100.000 habitantes, vino esta ola y hemos tenido las incidencias más altas de toda la pandemia". Por ello, ha dicho, "esperanza sí, ilusión también, pero siempre con prudencia".

Sobre la evolución de la vacunación, ha recordado que Euskadi ha alcanzado el 89,1% de población mayor de 12 años con al menos una dosis y el 84,7% esta inmunizado con la segunda dosis. Según ha insistido, esperan alcanzar "en un par de semanas ese 90% tan ansiado de toda la población con pauta completa".

En ese sentido, ha señalado que Osakidetza "sigue animando a que todos nos vacunemos" y ha pedido a todas aquellas personas que aún no tiene cita que la pidan "por favor" y que se vacunen "pensando en ellos y también los demás".

También ha recordado el grupo de niños entre 0 y 12 años para los que no hay una vacuna disponible ahora mismo, y que ya se ha incorporado al curso escolar. Por ello, ha solicitado que pensemos que, "para esos niños, nuestra vacuna es la mejor defensa que pueden tener en ausencia de una para ellos".

Sobre la tercera dosis para personas inmunodeprimidas, Sagardui ha recordado que ya se han acordado los grupos que se van a priorizar y Osakidetza "está vacunando desde este pasado jueves" a este colectivo, que en Euskadi supone alrededor de 4.500 personas.

Por el momento, ha precisado, de lo que se está hablando es de una tercera dosis o dosis de refuerzo porque la situación basal de los grupos de personas a los que está dirigido "es distinta a la que tenemos la población en general y es bastante más vulnerable". En referencia a lo que pudiera ser una dosis de recuerdo, Sagardui ha dicho que es algo que "todavía está por ver", ya que "esta por ver cuál es la duración de las dosis que nos han administrado y la evolución del virus".

En los próximos meses, ha considerado, "sabremos esas incógnitas, conoceremos ese tiempo de inmunidad facilitada por la vacuna y, entonces, nos irán indicando los expertos a qué nos tenemos que atener, si a una nueva vacuna o a una nueva vacuna que sea anual, pero todavía no hay información para poder responder a esos". En cualquier caso, ha asegurado que seguirán los consejos de los expertos y ha destacado que, si se trata de administrar vacunas, Osakidetza "ha demostrado que está preparada", por lo que, "ante la disponibilidad de vacunas habrá vacunación si es necesario".

Por otro lado, ha recordado el cierre el próximo 30 de septiembre de los centros de vacunación de alta intensidad, los 'vacunódromos", porque "con el 90% de la población vacunada que pretendemos tener para esas fechas tenemos que reordenar tanto los recursos como los espacios". No obstante, ha indicado que "no se termina la campaña de vacunación, sino que cambiamos de sitio adecuándola a las características de la población que nos quede por vacunar, que será un tanto por ciento muy bajo".

CAMPAÑA DE LA GRIPE

Por otro lado, Gotzone Sagardui ha explicado que el Departamento de Salud y Osakidetza tienen ya preparada la campaña de la gripe, que se dará a conocer en la primera quincena de octubre. Tras señalar que la incidencia de la gripe el pasado año fue "escasa, anecdótica", por las medidas "estrictas" de prevención debido a la pandemia de la Covid-19, la consejera ha precisado que "habrá que ver primero cómo se está comportando la gripe de este año para ver si se espera una mayor incidencia y habrá que ver también cuál es el efecto de esas medidas que en el momento de la aparición del virus en nuestro entorno estén vigentes".

En ese sentido, ha considerado que medidas como la mascarilla "sin duda alguna tuvieron un efecto muy positivo en ese no contagio por gripe", aunque "es cierto que la aparición de la gripe el año pasado en nuestro entorno fue anecdótica".

Sobre la continuidad de la mascarilla, Sagardui ha señalado que habrá que ir viendo lo que ocurre en los próximos meses. En cualquier caso, ha considerado que la mascarilla, que ha sido "una de las medidas más efectivas, también puede ser una de las medidas que en el futuro cercano, al menos, nos vaya acompañando, sobre todo en algunos espacios en los que hay una concentración de personas más grande o nos juntemos con personas más vulnerables". "Sí podemos decir que ese escenario es algo bastante factible", ha reconocido, para reiterar que la mascarilla es "una de las medidas más sencillas para que cada uno de nosotros podamos practicar".

"No digo que sea cómoda, pero es muy efectiva para la incomodidad que nos genera", ha manifestado, para afirmar que esperaba, tal y como ha sido, que la ciudadanía siguiera llevando puesta la mascarilla por la calle a pesar de haberse levantado la restricción, porque "es muy eficaz y todos somos conscientes de cuáles son las vías de transmisión del virus".

Sobre la atención presencial en Osakideta, Sagardui ha dicho que "se va recuperando paulatinamente la presencialidad", lo que, según ha subrayado, no quiere decir que "vayamos a olvidarnos de algo que durante la pandemia ha ido muy útil y ha venido muy bien la seguir cuidando la salud de la ciudadanía, como han sido las consultas telefónicas, que ya teníamos pero que se han incrementado durante la pandemia". No obstante, ha remarcado que "no puede haber ninguna consulta con requerimiento de presencialidad que no la vaya a tener y eso, por ahora, sigue siendo bastante más del 50%".

ATENCION PRIMARIA.

Por otro lado, ha reconocido que existen dificultades para tener profesionales de Atención Primaria tanto en el ámbito de la enfermería como de facultativos, fruto del "reajuste del Gobierno de Rajoy del número de plazas autoridades por cada una de las especialidades" y acompañado de las jubilaciones.

No obstante, ha asegurado que Osakidetza "sigue ofertando la totalidad de las plazas de Atención Primaria", por lo que "no es una cuestión de restricciones o de no querer contratar", sino de "disponibilidad de esa especialidad" y también de "las preferencias personal de los profesionales que, en ocasiones, deciden continuar por otro camino que no sea el de la Atención Primaria". "Pero mantenemos la oferta de todas las plazas de Atención primaria y seguiremos trabajando para cubrir todas aquellas que podamos, si hay profesionales contrataremos", ha reiterado.

noticias de noticiasdealava