Rusia

Mata a su amigo tras hallar en su móvil un vídeo en el que violaba a su hija de 8 años

El presunto asesino ha salido de la cárcel y está bajo arresto domiciliario debido a la presión de la opinión pública, que se ha volcado con el padre

07.09.2021 | 18:20
De izquierda a derecha, Sviridov, el presunto pedófilo y Vyacheslav, el supuesto asesino y padre de la menor.

Vyacheslav M, un trabajador ruso de 34 años y padre de una niña de ocho, habría matado presuntamente a un amigo suyo después de hallar en su móvil, mientras bebían, un vídeo en el que aparecía violando a su hija.

Según ha informado el Daily Mail, el presunto pederasta, Oleg Sviridov, un ciudadano ruso de 32 años, guardaba en su móvil material pedófilo. Por casualidad, el amigo, con el que compartía un rato distendido, descubrió la violación de su hija.

"En algún momento se quedó dormido y el otro cogió su teléfono para ver lo que su amigo miraba en internet. Entonces encontró un vídeo en el que Oleg obligaba a la hija de Viacheslav a practicar sexo oral", explicaba un residente al periódico Komsomólskaya Pravda.

Al parecer el pedófilo tenía una relación muy cercana con la familia de su amigo y en ocasiones había cuidado de la niña. La reacción del padre no se hizo esperar. Despertó al otro hombre y empezó a golpearlo. Varios testigos del incidente pudieron separarlos y el supuesto pedófilo se fue.

El padre se dirigió luego a la Policía, que inició una investigación. Los agentes descubrieron que en 2016 Oleg habría abusado de la hija de la mujer con la que convivía, hechos que también estaban grabados en el teléfono. El día 27 de agosto los investigadores presentaron cargos contra el presunto pedófilo, pero no pudieron detenerlo porque había huido.

A pesar de que la policía rusa buscaba sin descanso al presunto pedófilo, el padre de la niña, angustiado, también lo hacía. Lo que ahora barajan los agentes es que Vyacheslav dio antes con el violador de su hija y lo apuñaló hasta la muerte.

Apoyo popular, también en Change.org

Tras los hechos, el presunto asesino fue puesto a disposición judicial y enviado directamente a prisión preventiva. Sin embargo, este lunes la causa dio un giro: ahora Vyacheslav ha salido de la cárcel y ha sido puesto bajo arresto domiciliario durante dos meses mientras avanza la investigación.

Como apunta el Daily Mail, los presuntos asesinos no suelen ser puestos en libertad, pero la avalancha de apoyo público al padre ha sido tal, incluso por parte de periodistas, que el juez ha optado por sacarlo.

Y es que cientos de personas están exigiendo a las autoridades rusas a través de la plataforma Change.org el perdón para el sospechoso de asesinato. Los firmantes piden que se comprendan los motivos que le llevaron a matar a un amigo cuando descubrió que este había violado a su hija.

Hasta este martes, unas 1.100 personas han firmado la petición, dirigida al Comité de Instrucción, que en Rusia se encarga de investigar los grandes crímenes. El autor de la petición en Change.org escribe: "¡Cualquier padre habría hecho lo mismo! ¡Esto será un ejemplo para todos! ¡Por eso exigimos completa comprensión por parte de las autoridades, de la Policía y del Comité de Instrucción!".

noticias de noticiasdealava