Urkullu destaca el "esfuerzo titánico" de Osakidetza para recuperar el tiempo tras la suspensión de la vacuna de AstraZeneca

El lehendakari agradece la labor de la red de rastreo y pide a la población su colaboración para ayudar a frenar al virus

24.03.2021 | 16:06
Una sanitaria prepara una dosis de la vacuna.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha destacado el "esfuerzo titánico" que está realizando Osakidetza para recuperar el tiempo de la suspensión de la vacuna de AstraZeneca y ha recordado que este miércoles se ha activado la vacunación con esta marca y está previsto administrar esta semana 27.000 dosis a los colectivos esenciales. Asimismo, ha agradecido este miércoles la labor de la Red de Vigilancia y Control de la Covid-19, integrada por más de 700 profesionales, y ha pedido a la población su colaboración con los rastreadores para "ayudar a frenar al virus".

Urkullu, acompañado de la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, y la directora general de Osakidetza, Rosa Pérez Esquerdo, ha visitado esta mañana la sede que la Red de Vigilancia y Control de la Covid-19 tiene en el ambulatorio de Rontegi, en Barakaldo, donde ha subrayado la importancia que tiene que la población "colabore con ella para hacer frente a la pandemia y salvar vidas".

El lehendakari ha señalado que cada Organización Sanitaria tiene "una visión integral de la población a la que atiende, lo que permite monitorizar la situación epidemiológica y prever la repercusión en la estructura sanitaria". "Podemos decir que la Red de Vigilancia y Control es el nexo de unión entre la Salud Pública y Osakidetza", ha añadido.

Según ha indicado, el Departamento de Salud puso en marcha en mayo el Plan de vigilancia y control con los objetivos de "establecer un sistema de detección precoz de casos de Covid-19; realizar un seguimiento de casos y sus contactos estrechos desde el punto de vista clínico y epidemiológico; y monitorizar el curso de la pandemia".

La Red, ha recordado, nació con 36 enfermeras gestoras y hoy cuenta, además de con 40 enfermeras gestoras, con una Red de 700 profesionales que trabajan en red. Esta Red de Vigilancia y Control, ha remarcado, "ha demostrado ser clave para frenar la expansión del virus".

Urkullu ha precisado que Osakidetza ha realizado pruebas diagnósticas a cada persona con sintomatología y a sus contactos estrechos, que han recibido una llamada por parte de los profesionales de la Red.

Desde mayo se han identificado 166.000 casos positivos en Euskadi, y, para ello, se han realizado más de 2.250.000 pruebas diagnósticas, ha destacado el lehendakari. "Persona a persona, llamada a llamada. Siempre con un mismo objetivo: cortar la cadena de transmisión del virus", ha dicho.

Tras recordar que Euskadi fue la primera comunidad autónoma en el Estado en poner en marcha el Programa GO.DATA de la Organización Mundial de la Salud, Urkullu ha explicado que en la actualidad se sigue utilizando esta herramienta para el estudio rápido de casos y contactos que permite el aislamiento adecuado.

VACUNACIÓN CON ASTRAZENECA

Por otro lado, ha recordado que este miércoles se ha activado la vacunación con AstraZeneca y ha destacado que Osakidetza está realizando "un esfuerzo titánico para recuperar el tiempo de la suspensión". "Vamos a administrar esta semana 27.000 dosis de AstraZeneca a los colectivos esenciales y, una vez que hemos avanzado en la población más vulnerable, comenzamos la vacunación con la población general, de forma que abrimos la vacunación, también, a las personas menores de 65 años", ha indicado.

Urkullu, que ha recordado que en Euskadi ya se han administrado 290.000 dosis de vacunas, ha advertido de que "la mejor herramienta contra el virus somos nosotros". En ese sentido, ha dicho entender el "cansancio de la población", pero ha dicho que "no debemos bajar la guardia".

"Debemos cumplir con rigor las medidas de prevención: limitar los contactos a la burbuja, mantener las distancias, higiene de manos, uso adecuado de la mascarilla y ventilación de los espacios cerrados", ha recordado, para señalar que si se tienen síntomas se debe llamar al Centro de Salud y "colaborar con el equipo de rastreo para identificar nuestros contactos estrechos".

Según ha precisado, desde el momento en que se confirma un caso Covid se ponen en marcha la unidad de rastreo para seguir los contactos de esa persona en todas las actividades durante los últimos días y, así, "se puede determinar el origen de ese contagio y detener su reproducción".

"Se trata de atajar, de cortar la correa de transmisión. Se trata de frenar el virus, no de castigar a nadie. No es una tarea fácil y los profesionales de la Red necesitan toda nuestra ayuda para que puedan seguir investigando de manera coordinada y trabajando en equipo, tal y como lo están haciendo", ha subrayado, para insistir en que es "una cuestión de solidaridad" y se trata de "salvar vidas", ya que, "cuantos menos contactos, menos contagios" y, por lo tanto, "menos hospitalizaciones y menos muertes".

Por ello, ha pedido la colaboración de la población para "cumplir con rigor las medidas de prevención y, en caso de notar síntomas, colaborar con Osakidetza", y ha advertido de que "cada persona contagiada que queda fuera del radar de la Red de vigilancia, supone un riesgo colectivo", por lo que "la anticipación y la prevención siguen siendo fundamentales".

Por último, ha asegurado que la Red de Vigilancia y Control, a través del teléfono, está siendo "clave" para hacer frente a la pandemia, "garantizar la salud de las personas y salvar vidas". Por ello, ha concluido, "hoy reconocemos la labor de todo este equipo de Salud Pública en favor del bien común más preciado: la salud de todos, la salud de cada persona, la salud de cada una de nosotros".

noticias de noticiasdealava