Alerta sanitaria

La CAV mantendrá las restricciones en el puente de San José y Semana Santa

Salud apoyó la decisión de la Interterritorial porque le permite decidir si mantiene restricciones o las levanta

11.03.2021 | 00:10

Vitoria – Euskadi apoya el documento sobre las medidas contra la pandemia provocada por el coronavirus que se aplicará durante el puente de San José de la próxima semana y la Semana Santa, porque permite mantener medidas más restrictivas como las vigentes actualmente en la Comunidad Autónoma Vasca (CAV) si así lo considera oportuno el Ejecutivo que encabeza el lehendakari, Iñigo Urkullu. El Gobierno Vasco difundió ayer un comunicado en el que explica que en la reunión que el Consejo Interterritorial mantuvo en la tarde de ayer se debatió dicho documento sobre las restricciones en las festividades con motivo San José, el viernes 19 y Semana Santa, cuyas fechas festivas en la CAV abarcan del 1 al 5 de abril.

Euskadi apoyó su contenido porque se aceptó la inclusión de un párrafo que señala que "aquellas comunidades que se rijan por medidas más restrictivas que las contempladas serán las que decidan la conveniencia o no de flexibilizarlas teniendo en cuenta que ello supondría una modificación de los hábitos establecidos hasta ahora y que están siendo cumplidos por la ciudadanía". Este punto fue determinante para que Euskadi aceptara sumarse al acuerdo que se alcance.

El pasado viernes el Consejo Asesor del Plan de Protección Civil acordó prolongar en Euskadi las medidas de prevención y mantener el cierre perimetral de la CAV. También mantuvo restricciones como la limitación de personas a un máximo de cuatro por reunión, el toque de queda desde las 22.00 a las 6.00 horas, el cese de las actividades comerciales y culturales a las 21.00 horas, de la hostelería a las 20.00 horas, y los aforos del 40% en los comercios de más de 150 metros cuadrados y del 60% en los que no lleguen a esa superficie, que continuarán vigentes durante las próximas fiestas.

Mucha prudencia El portavoz del Gobierno Vasco y consejero de Cultura y Política Lingüística, Bingen Zupiria, señaló ayer que de cara a la temporada estival la mayor parte de los estados del mundo "no están pensando en la movilidad o en permitir grandes aglomeraciones" por lo que se "vislumbra un escenario de mucha prudencia hasta bien entrado el verano".

En una entrevista en Onda Vasca, Zupiria señaló que desconoce si para entonces se habrá logrado la inmunidad de grupo, pero explicó que "miro al mundo" para comprobar que la mayor parte de los festivales de música y de cine previstos para la primavera "o se han suspendido o han sido retrasados hasta el otoño" lo que quiere decir que sus gobiernos "no están pensando en grandes concentraciones". "Esto me hace pesar que los que pueden tener más información vislumbran un escenario de mucha prudencia hasta bien entrado el verano".

Tras la reactivación del consumo y las reservas realizadas ya para el puente de San José y la Semana Santa, Zupiria advirtió de las consecuencias que puedan tener "comportamientos inadecuados". "El ideal es que seamos capaces de lograr que las tasas de incidencia sigan bajando para quitar presión al sistema sanitario", indicó.

El portavoz remarcó que se "ha abierto mucha actividad económica y social y hay que encontrar la medida para poder mantener el comercio y la hostelería abierta hasta el verano con restricciones".

Sin embargo, Zupiria también se mostró esperanzado con un futuro próximo en el que las restricciones sean papel mojado: "Estamos más cerca que nunca. Quedan tres meses para cumplir el objetivo y ese es el reto que tenemos que afrontar entre todos: las instituciones, el sistema sanitario cumpliendo con su ejercicio y el resto de la sociedad, con el cumplimiento de las normas básicas que nos permitan salir adelante con el horizonte del verano como meta".