Los nuevos ingresos en los hospitales vascos se duplican desde Nochebuena

La consejera Sagardui afirma que los centros sanitarios están "tensionados" aunque aún hay "margen" para no suspender las operaciones de forma generalizada

26.01.2021 | 20:51
Una ambulancia trasladando a un paciente a urgencias.

El número de nuevos ingresos en los hospitales vascos se ha duplicado desde el 24 de diciembre. Según el boletín de la pandemia facilitado por el Gobierno vasco, ayer hubo 86 nuevos ingresos en los centros hospitalarios, un 120% más que el día de Nochebuena. Se desconoce el nivel de altas, pero esta progresión en el número de personas que requieren ingreso hospitalario da buena medida del nivel de ocupación de camas de pacientes afectados por la covid.

En la última semana se han registrado 629 nuevos pacientes en Euskadi frente a las 264 personas que requirieron de un ingreso la semana anterior a navidades, un 138% más. Evidentemente, este dato tiene su reflejo en el número pacientes hospitalizados por covid-19. A día de hoy hay 548 pacientes covid en planta, casi 200 que hace siete días. La situación en cuidados intensivos no es mucho más halagüeña. Y aunque elevado, el incremento de la presión en las UCIs no es tan pronunciado como en planta. En concreto hay 125 personas en las UCI, un 32,8% más que las que había el 24 de diciembre.


SUSPENSIÓN "PUNTUAL" DE OPERACIONES


La escalada de contagios está sometiendo a los hospitales públicos a una mayor presión tras la relajación de las restricciones para 'salvar' la Navidad. Las últimas semanas se han suspendido de forma puntual intervenciones quirúrgicas en los hospitales de Basurto y Galdakao, así como en el Hospital Universitario de Araba. Además son varios los centros sanitarios que han abierto nuevas plantas covid para poder atender el goteo incesante de casos. A día de hoy, el nivel de tensión en Osakidetza es de un tres en una escala de cinco del plan de contingencia diseñado por Osakidetza para responder a la pandemia.

Y la tendencia al alza de los contagios las próximas semanas no hace presagiar nada bueno. Y menos con el miedo al impacto que pueda tener la cepa británica en Euskadi. Hasta la fecha Osakidetza ha detectado 24 casos de personas afectadas por esta variante del virus detectado ahora hace más de un año en la ciudad china de Wuhan y cuyo mayor riesgo reside en su alta capacidad de transmisión.

Tras el Consejo de Gobierno de los martes, la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha admitido que la coyuntura asistencial en los centros de Osakidetza es de "tensionamiento", si bien existe cierto "margen" de actuación. En este sentido, Sagardui ha afirmado que espera no tener que recurrir a medidas como la suspensión o aplazamiento generalizado de las intervenciones quirúrgicas. Según las previsiones que maneja el Departamento de Salud, lo más probable es que que la presión que asumen los y las profesionales sanitarias se mantenga a lo largo de toda la semana.


SITUACIÓN DE INCERTIDUMBRE


"Todo hace pensar que la próxima va a seguir siendo una semana tensionada", ha manifestado Sagardui, para recordar que para que se alivie la presión sobre los hospitales, es necesario que previamente se reduzca de forma "ostensible" el número de nuevos contagios.

Gotzone Sagardui:"La día de hoy situación es grave y preocupante"

El aumento de positivos y de hospitalizaciones en las últimas semanas ha llevado a Euskadi a una situación "de riesgo e incertidumbre", según ha reconocido la responsable de Salud del Gobierno Vasco. "La situación es grave y preocupante", ha advertido. A este contexto de "riesgo" epidemiológico se ha añadido el incremento de casos de la 'cepa británica' del coronavirus detectados en Euskadi, que ya son 24. Aunque de momento esta no es la cepa "predominante", la consejera ha explicado que se está detectando un "aumento progresivo" de casos de esta variante en Euskadi, tal y como está ocurriendo en otras comunidades autónomas y países.