700 centros abren el periodo de matriculación para el curso 21/22

Desde el 18 hasta el 29 de enero, Educación espera tramitar algo más de 15.000 solicitudes

14.01.2021 | 00:46
La viceconsejera Begoña Alonso y el consejero Jokin Bildarratz. Foto: Oskar M. Bernal

Bilbao – El próximo lunes arranca el proceso de prematrícula en 700 centros educativos vascos. Las familias que vayan a realizar la solicitud –el plazo finaliza el 29 de enero– para sus hijos por primera vez podrán hacerlo en alguno de los 541 centros que ofertan el primer ciclo de Educación Infantil y 542 centros para el segundo ciclo de Infantil. El proceso podrá ser realizado a través de euskadi.eus/educación o ikasgunea.euskadi.eus o bien de manera presencial en el centro elegido, pidiendo siempre cita previa para evitar aglomeraciones.

La plataforma Ikasgune ofrece a las familias información práctica durante todo el año, más allá del proceso de admisión. Una de sus utilidades, "muy vinculada a este periodo de prematrícula", se puede encontrar en el buscador de centros "que muestra a las familias los puntos de baremo que les corresponden en los diferentes centros escolares, por proximidad a su domicilio", en los casos en los que fuera necesario baremar. Y es que, al igual que el año pasado, las familias podrán marcar hasta 12 centros ordenados en función de sus preferencias.

El 16 de febrero se publicarán los listados con las solicitudes; el 9 de marzo se darán a a conocer las listas provisionales en la adjudicación de plazas y se abrirá, hasta el 16 de marzo, el plazo para presentar reclamaciones. El 23 de marzo, se harán públicas las listas definitivas, anunciaba Jokin Bildarratz, consejero de Educación. Y como en años anteriores, el alumnado de la red pública que pase de 6º de Primaria a ESO no tendrá que rellenar solicitud. Eso, siempre y cuando siga estudiando en el instituto vinculado a su centro y no cambie de modelo lingüístico.

El Gobierno Vasco presentaba ayer su tradicional campaña publicitaria que durante las próximas semanas tratará de fomentar las matriculaciones en los centros de la red pública, aunque puso tierra de por medio con la plataforma ciudadana que reclama una única red pública de enseñanza. Otro de los hechos abordados por Bildarratz fue el progresivo y generalizado descenso de matriculaciones en los centros educativos vascos, públicos, concertados y privados. Desde 2018 el sistema educativo vasco ha registrado una caída de 2.000 alumnos. Y lo que es más preocupante: la estimación es que en 10 años esa pérdida ronde el 20%.

Una circunstancia que lleva ya varios años afectando a la actividad normalizada de los colegios y que ha influido en el cierre de algunos centros en los últimos cursos. El último, el colegio concertado Hijas de la Cruz de Bilbao, ubicado en Solokoetxe, que no abrirá sus puertas en el curso 2021-2022 debido a la caída continuada de matriculaciones de los últimos años. Educación "acompañará" a las familias para que puedan matricular a sus hijos en centros del entorno que sean de su elección, si bien dependerá del espacio disponible en los mismos.

Por otro lado, un total de 708 docentes han cogido la baja (y han sido sustituidos) en los tres primeros días de clase después de las navidades. Y es que, como decía Bildarratz, los centros educativos son un fiel reflejo de la sociedad y de los municipios donde se localizan. Cuando la tasa de contagio comunitario crece, las cuarentenas y aislamientos también.