Entidades vascas piden prudencia y alertan de un cambio de tendencia

Un documento de 18 organizaciones habla de un "freno de mano de urgencia"

20.12.2020 | 23:19
Dos profesionales sanitarias, en el hospital de Cruces. Foto: Pablo Viñas

Bilbao – Por iniciativa de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao diversas entidades profesionales, técnicas y sociales de Euskadi se han unido para pedir a los ciudadanos que cumplan, hagan cumplir y faciliten el cumplimiento de las medidas de prevención durante las fiestas navideñas. Estas organizaciones, muchas de ellas del ámbito sanitario, instan a "prepararse para el peor escenario posible" y consideran que puede ser necesario aplicar un "freno de mano de urgencia" ante un cambio de tendencia epidemiológica.

La declaración, impulsada por la Academia de Ciencias Médicas y respaldada por otros 17 colectivos, advierte de la ralentización de la tendencia bajista en el número de contagios y en los indicadores de extensión de la pandemia en Euskadi, así como de los rebrotes observados en otros países tras diversas celebraciones. Con esos precedentes las organizaciones proponen que "al primer síntoma en Euskadi que indique un cambio de la actual tendencia descendente, se valore de inmediato" aplicar un endurecimiento de las medidas sociales y de movilidad, como ya han hecho "Francia, Alemania, Reino Unido, Italia, Países Bajos, Bélgica, Polonia y Lituania".

Más limitaciones En concreto, el documento plantea "reducir el número de personas en los encuentros familiares con el objetivo de minimizar la probabilidad de contagios. Esta reducción de la interacción en el número de personas disminuye el riesgo de transmisión; del mismo modo, la reducción del tiempo de contacto entre las personas es un factor importante en la disminución de los contagios; respetar absolutamente la limitación de la entrada y salida: entre el 23 y el 26 de diciembre de 2020, y entre el 30 de diciembre de 2020 y el 2 de enero de 2021, establecida por el Gobierno vasco para los desplazamientos a territorios que sean lugar de residencia habitual de familiares o personas allegadas, salvo por causa mayor, debidamente justificada, y estudiar la posibilidad de establecer nuevas limitaciones de aforo en espacios interiores públicos".

Las asociaciones profesionales y técnicas aconsejan que "las administraciones públicas con competencias en Salud Pública, el Servicio Vasco de Salud y sus Organizaciones Sanitarias Integradas mantengan la máxima vigilancia por si fuera necesario intensificar los Planes de Contingencia y activar cuantos mecanismos sean precisos para prepararse ante el peor escenario posible: una situación epidemiológica y de impacto asistencial mayor que la registrada en la primera oleada".

Las entidades también proponen que "las instituciones universitarias, academias, colegios profesionales, sociedades científicas, instituciones sanitarias, museos, entidades privadas y resto de los integrantes de la comunidad científica y sanitaria vasca, colaboren con el esfuerzo informativo, de divulgación y educación para la salud, con el objetivo de advertir del riesgo de contagio y fomentar la adhesión a las medidas preventivas".

También solicitan que "se haga un llamamiento a la ciudadanía a participar en la vacunación", siguiendo las pautas que establezca el Departamento de Salud "a medida que vaya disponiéndose de las dosis de las distintas vacunas que están siendo preparadas por los laboratorios farmacéuticos y que toda vez que sean aprobadas por la Agencia Europea del Medicamento, empezarán a ser distribuidas, contando con todas las garantías científicas y de seguridad".