Homenaje de Lakua a las vascas que viajaron a Pekín hace 25 años

38 pioneras de Euskadi tomaron parte en 1995 en la Conferencia Mundial de las Mujeres

19.12.2020 | 23:22
Iñigo Urkullu se dirige a las homenajeadas por su participación hace 25 años en la Conferencia Mundial de las Mujeres. Foto: Oskar González

bilbao – El Gobierno Vasco rindió ayer un sentido y merecido homenaje a las 38 mujeres vascas que acudieron hace 25 años a la cuarta Conferencia Mundial de las Mujeres de Pekín. En la cita, el lehendakari, Iñigo Urkullu, defendió su carácter pionero y destacó que su "mirada" ha permitido que la igualdad "entrara en la agenda política, los textos, las escuelas, las leyes o el lenguaje"

En el acto, celebrado en el bilbaino Palacio Euskalduna, participaron trece de aquellas mujeres pioneras que formaron parte de la delegación que Emakunde impulsó desde Euskadi en 1995. Mujeres pertenecientes a asociaciones, movimientos feministas, medios de comunicación e instituciones que quisieron estar presentes en una cita "histórica" que supuso un antes y un después para las políticas de igualdad en el mundo, según destacó el Ejecutivo vasco.

Al homenaje asistió también una representación de mujeres jóvenes, para simbolizar la transmisión del legado de la lucha por los derechos de las mujeres que se mantiene de generación en generación.

En su intervención, el lehendakari destacó el carácter pionero de las mujeres que acudieron a Pekín, porque "imaginaron un futuro mejor para quieres en aquel momento eran niñas y niños, para las generaciones que ni siquiera habían nacido".

El máximo dirigente del Gobierno Vasco puso de relieve que aquella reunión fue un "hito" en el camino hacia la igualdad. "Vosotras hicisteis ver a la sociedad la necesidad de trabajar por la igualdad. Nos hicisteis ver la desigualdad. Nos disteis a conocer los beneficios de una nueva manera de organizar nuestro mundo, basada en la equidad, el respeto y la diversidad", destacó.

Urkullu agradeció la aportación de aquel colectivo a toda la sociedad, ya que, según indicó, "sin el trabajo realizado hace décadas por toda una generación de mujeres que impulsaron la igualdad, hoy no podríamos hablar de planes de igualdad, de una ley para la igualdad, de informes de impacto de género o de comisiones interinstitucionales e interdepartamentales".

"Queda mucho por hacer" Urkullu señaló que, aunque hoy el espacio de la igualdad es "más amplio, atractivo, abierto y acogedor", aún "queda mucho por hacer; queda un mundo por transformar", pero hay que apoyarse en lo conseguido porque "avanzar hacia la igualdad, siendo un camino muy difícil, no es una quimera".

Urkullu se dirigió a las homenajeadas para asegurar que "de vuestra mirada han nacido nuevas miradas que han permitido que la igualdad haya entrado en la agenda política, los textos, las escuelas, las leyes, el lenguaje o las estadísticas". Urkullu, asimismo, lanzó un mensaje a la juventud para que se atrevan a recoger el testigo del trabajo y la dedicación de estas mujeres.

Por su parte, la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, se dirigió también tanto a las veteranas como a las jóvenes presentes en el acto, y les aseguró que forman parte de una misma cadena, la de la igualdad, que es necesario seguir impulsando.

La consejera recordó la importancia de lo acordado en Pekín, donde "el empoderamiento de las mujeres se convierte en una estrategia a incluir en todas las políticas de igualdad".

Artolazabal destacó además el impulso que Pekín supuso para la reivindicación de "la inclusión de la perspectiva de género en todas las políticas y a todos los niveles". Una transversalidad de la mirada de género "que sigue hoy siendo clave para avanzar en igualdad y que desde este Gobierno seguiremos impulsando", aseguró.

"Avanzar hacia la igualdad, siendo un camino muy difícil, no es una quimera"

Iñigo Urkullu

Lehendakari