Sanidad propone nuevas medidas en Navidad: prohibir viajes y menos de 10 personas en las cenas

Salvador Illa pedirá a las Comunidades reforzar las medidas previstas en el plan de Navidad original

16.12.2020 | 13:56
Numerosas personas caminan por Barcelona

El Ministerio de Sanidad propondrá esta tarde a las Comunidades Autónomas restringir más las medidas de cara a la Navidad debido al repunte de casos de coronavirus registrado en todo el Estado en la última semana. Así, Salvador Illa debatirá en el Consejo Interterritorial con los consejeros autonómicos restringir las entradas y salidas en los territorios, limitar los encuentros sociales y los toques de queda.

Salvador Illa propondrá este miércoles a los consejeros autonómicos reforzar las medidas previstas en el plan de Navidad original, que contemplaba, entre otras, las cenas familiares de hasta diez personas.

Por otro lado, Illa pedirá que las Comunidades recomienden a los profesionales de salud que no prescriban test rápidos de anticuerpos que se venden en farmacias, porque no están indicados para diagnosticar. Así lo ha establecido la ponencia de vacunas, en la que está el Ministerio y todas las comunidades, en un documento que este miércoles verá el Consejo Interterritorial de Salud, en el que se concluye que estas pruebas de autodiagnóstico no deben ser utilizadas para determinar la presencia de una infección ni en personas con síntomas ni en asintomáticos.

La propuesta de Sanidad 

El Ministerio de Sanidad va a permitir a las comunidades autónomas que aumenten las restricciones por la pandemia de covid -19 en Navidad si lo estiman necesario, según se recoge en un acuerdo que se aprobará este miércoles en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) al que ha tenido acceso Europa Press.

El documento establece que, a la vista de la evolución epidemiológica, se permitirá que las comunidades y ciudades autónomas "puedan aplicar medidas y criterios más restrictivos" en relación con los cuatro primeros apartados del plan de Navidad acordado el pasado 2 de diciembre, es decir, sobre la limitación de la entrada y salida en las autonomías, el número máximo de personas en reuniones sociales, el toque de queda y las condiciones de los eventos navideños como cabalgatas.

En el texto se reconoce que las medidas del pasado 2 de diciembre se realizaron "en base a una situación epidemiológica con una tendencia descendente pero con situaciones diferentes en las distintas comunidades y ciudades autónomas". "En los últimos días se ha observado también una ralentización en el descenso de las tasas de incidencia que se venía observando, e incluso, en algunos territorios una ligera tendencia ascendente", admite Sanidad.

En este sentido, apuntan que el acuerdo "ya preveía que las medidas adoptadas entonces podían variar dependiendo de la evolución epidemiológica, tanto a nivel nacional como en algunos de los territorios".

"De cara al aumento de riesgo de transmisión que pueden suponer las fiestas navideñas, y en atención también a la situación observada en otros países, con un aumento de la pendiente de la curva pandémica tras la celebración de diversas festividades, es importante hacer una evaluación del riesgo continua de la situación que permita, en caso necesario, escalar las medidas de control de forma rápida ante cambios en la tendencia. Esta evaluación debe llevarse a cabo en el ámbito de cada comunidad autónoma y territorio ya que la situación puede diferir entre ellos, de forma que las medidas se adapten a la situación epidemiológica de cada territorio", justifica el documento.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha admitido este miércoles en el Congreso que se está produciendo un "preocupante aumento del número de contagios" de coronavirus y, por ello, ha avisado de que, si es necesario, no dudará en plantear que se endurezca el plan de restricciones para afrontar la Navidad, que se aprobó hace unas semanas.

"Si hay que endurecer el plan de Navidad, no les quepa duda de que el Gobierno propondrá endurecerlo", ha sentenciado, tras señalar que hay que hacer un "último esfuerzo" para evitar que se vuelvan a disparar los contagios. "De nosotros depende que no haya una tercera ola en nuestro país", ha enfatizado.