¿Qué diferencias hay entre la vacuna de Pfizer y la de Moderna?

Ambas están en la tercera fase de su desarrollo y han demostrado altísimos niveles de eficacia, pero la de Moderna asegura una distribución más fácil

17.11.2020 | 10:59
Ambas vacunas están en la tercera fase de su desarrollo.

Las vacunas contra la Covid-19 de Pfizer/Biontech y Moderna avanzan hacia su aprobación y distribución masiva a nivel internacional tras presentar resultados preliminares muy positivos, aunque todavía persisten dudas sobre su coste, accesibilidad y aceptación.

Hace una semana, Pfizer fue la primera farmacéutica estadounidense en mostrar las primeras conclusiones de los ensayos clínicos de su vacuna en la tercera fase de pruebas y este lunes se le sumó la también estadounidense Moderna.

La fase 3, la más avanzada en el desarrollo de una vacuna, se está realizando en ambas farmacéuticas entre al menos 30.000 voluntarios a los que se les administra la vacuna o un placebo, para contrastar la respuesta inmunológica en caso de infección.

La vacuna de Pfizer se ha administrado ya a más de 38.000 personas y su objetivo es llegar a cerca de 44.000. Moderna continúa reclutando para llegar a su objetivo de 30.000 personas en Estados Unidos.

Estas son las principales características de cada vacuna y las diferencias entre ambas.

La misma tecnología: el ARN mensajero

Ambas vacunas utilizan la novedosa técnica del ARN mensajero, que introduce cadenas de ARN para que las propias células humanas decodifiquen y produzcan las proteínas que promueven la respuesta inmunológica del organismo al SARS-CoV-2.

Altísimos niveles de eficacia

La eficacia de la vacuna es la capacidad de prevenir la enfermedad en la población frente a la respuesta al virus de una población no vacunada. Pfizer/Biontech anunció una eficacia del 90 %; Moderna, del 94,5%. Este índice de eficacia es alto y comparable a otras vacunas altamente efectivas como las del tétanos o la polio. La vacuna de la gripe común suele tener una efectividad del 45 %, aunque depende del año.

Seguridad

La vacuna de Moderna no ha mostrado problemas de seguridad reseñables, según la farmacéutica. Los efectos más adversos fueron "moderados" y solo en un 2,7 % provocaron dolor, en un 4,5 % dolor de cabeza y en cerca del 10% fatiga.

En el caso de Pfizer/Biontech, algunos voluntarios experimentaron lo que describieron como una "fuerte resaca", según entrevistas realizadas por el canal Fox News. Mientras que la farmacéutica sostiene que los efectos secundarios son moderados y se pasan a los pocos días.

Moderna ha ofrecido más información

Pfizer realizó su anuncio a partir de 94 casos de contagio entre las personas reclutadas para la fase 3 de su ensayo. Sin embargo, no detallo cuántos de ellos habían recibido la vacuna y cuántos el placebo, ni cuántos han desarrollado una enfermedad grave, ni dio información sobre las edades y características de los 94 casos.

Por su parte, Moderna ha ofrecido muchos más datos. De sus 95 casos, cinco recibieron la vacuna, el resto el placebo. Los 11 casos graves de Covid-19 se dieron en los pacientes con placebo, ninguno en los vacunados.

Administración. En dos dosis

Las dos vacunas se tienen que administrar en dos dosis. La de Pfizer/Biontech, la segunda dosis se pone a las tres semanas de la primera y, en el caso de Moderna, a las cuatro semanas.

Conservación. Moderna tiene menos desafíos en conservación

La vacuna de Pfizer/Biontech requiere avanzados congeladores ultra-fríos, que mantiene los viales a 70 grados bajo cero, mientras que la vacuna de Moderna puede almacenarse a temperaturas que pueden mantenerse en congeladores convencionales.

Después del esperanzador anuncio de Pfizer sobre la eficacia de su vacuna contra el coronavirus, las interrogantes han surgido en torno a los desafíos que supone su conservación y su eventual distribución a gran escala. Moderna, por su parte, asegura que su vacuna se puede conservar durante seis meses a menos 20 grados y hasta 30 días a menos 4 grados bajo cero.

Producción. Pfizer anuncia más dosis

Pfizer anuncia la producción de 50 millones de dosis antes de fin de año, lo que serviría para vacunar a 25 millones de personas. Los compromisos de compra inicial apuntan a que la mitad de esas dosis serían para Estados Unidos.

A lo largo del año que viene, la multinacional farmacéutica anuncia la fabricación de 1.300 millones de dosis. La Unión Europea ha cerrado un acuerdo para comprar 300 millones de dosis, de las cuales alrededor de 30 millones le tocarían al Estado español.

Moderna también asegura que podrá suministrar 20 millones de dosis a Estados Unidos antes del final de 2020 y anuncia una producción global de entre 500 y 1.000 millones de dosis a lo largo de 2021.

Coste

Ambas farmacéuticas están probando la respuesta inmunológica con dos dosis de la vacuna separadas en el tiempo y miden la reducción de los niveles de anticuerpos con el paso del tiempo. Estos datos podrían ser decisivos a la hora de determinar si la nueva vacuna del Covid-19 deberá administrarse cada año, como la de la gripe, así como su coste. Tanto Pfizer como Moderna cotizan en bolsa y los inversores están muy pendientes de conocer datos de coste e ingresos para determinar el beneficio que traerá a los resultados de sendas empresas y su impacto en los precios de la acción.

Accesibilidad

Anthony Fauci, el principal epidemiólogo de Estados Unidos y líder en la lucha contra la pandemia en el país, aseguró este lunes en entrevista con NBC que los primeros en recibir la posible vacuna serán las poblaciones de riesgo, seguramente personal sanitario y hogares de la tercera edad.

El director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), parte de los Institutos Nacionales de Salud (NIH), que trabajan en coordinación con Moderna y otras farmacéuticas, consideró que para finales de diciembre "habrá dosis de vacuna disponible para personas en las categorías de alto riesgo en las dos compañías", señaló Fauci.