Los sindicatos no descartan más huelgas en los centros de salud

Denuncian "problemas estructurales" en el servicio vasco de Salud y hablan de "colapso" y "hartazgo"

13.11.2020 | 01:22
Concentración de ayer. Foto: Efe

vitoria – Los sindicatos no descartan convocar nuevas movilizaciones en Osakidetza tras las jornadas de huelga convocadas en el Servicio Vasco de Salud los días 29 de octubre en Araba, 5 de noviembre en Gipuzkoa y ayer jueves en Bizkaia, donde fue secundada por un 9,3% del personal del turno de mañana, según indicaron fuentes de Osakidetza. ELA, SATSE, SME, LAB, CCOO, UGT, ESK, SAE y UTESE denunciaron el "colapso" en los centros sanitarios y respondieron que el seguimiento al paro fue "masivo", sobre todo en la Atención Primaria.

Según los datos aportados por Osakidetza, apoyaron el llamamiento el 10,07% del personal facultativo, el 6,99% de la plantilla de enfermería y el 8,66% de los trabajadores del resto de categorías profesionales. Con las huelgas desarrolladas, los sindicatos concluyen el calendario de movilizaciones previsto, tras lo cual planean volver a reunirse para planificar nuevas acciones.

"Seguiremos con la lucha porque no se puede tener a la plantilla sin escuchar sus reivindicaciones", señalaron fuentes de Satse. "Las movilizaciones tienen que seguir", indicaron por su parte desde ELA. Los sindicatos insistieron en que tal y como sucedió en Araba y Gipuzkoa, el seguimiento ha sido "especialmente relevante" en la Atención Primaria, lo que, a su juicio, pone de manifiesto "el desbordamiento sistemático que viene sufriendo y el hartazgo de la plantilla".

La representante de ELA en Osakidetza, Esther Saavedra, señaló en declaraciones a los medios que la sanidad pública vasca "tiene problemas estructurales que vienen de lejos" y "se han agravado con el virus". Por su parte, la representante de SATSE, Amaia Mayor, denunció la falta de personal suficiente en Osakidetza. Y la responsable de UGT, Ana Vázquez, criticó que Osakidetza "no haya dado un paso" para reunirse con los representantes de los trabajadores para abordar sus reivindicaciones.