ÚLTIMA HORA
El Alavés coge aire tras una merecida victoria en Valladolid (0-2)

Vertedero de Zaldibar: La búsqueda de Beltrán llega a la zona donde fue visto por última vez

Está previsto que el 15 de octubre se inicien las tareas de vaciado y revisión de una zona con "alto porcentaje" de hallar el cuerpo de Joaquín Beltrán

09.10.2020 | 11:02
Vertedero de Zaldibar: La búsqueda de Beltrán llega a la zona donde fue visto por última vez

La consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, ha reconocido que la voluntad del Gobierno vasco pasa por que el vertedero de Zaldibar quede "definitivamente sellado" y está previsto que el 15 de octubre se inicien las tareas de vaciado y revisión de una zona con "alto porcentaje" de hallar el cuerpo de Joaquín Beltrán, uno de los dos trabajadores desaparecidos en el derrumbe ocurrido en el mes de febrero.

El vicelehendakari primero y consejero de Seguridad Josu Erkoreka, y la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, han visitado este viernes la instalación, donde han explicado la situación actual del proceso de búsqueda en el vertedero de Zaldibar, donde dos trabajadores quedaron sepultados en el accidente. Los restos de uno de ellos, Alberto Sololuze, fueron localizados en agosto y se sigue buscando a Joaquín Beltrán.

Tras afirmar que ya se ha procedido al sellado de la parte superior del vertedero al haber quedado estabilizado, Tapia ha sostenido que la instalación ha terminado su trabajo por lo que, cuando se encuentre el cuerpo del segundo operario desaparecido, Joaquín Beltrán, y terminadas las labores de búsqueda "se procederá a terminar de estabilizarlo y comenzar con el sellado".

Las labores, según ha reconocido, corresponderían a la empresa gestora, Verter Recycling, pero de no hacerse responsable la compañía será el Ejecutivo quien lleve a cabo el sellado. "La voluntad del Gobierno vasco es que este vertedero quede definitivamente sellado", ha incidido Tapia, aunque ha reconocido que "no será de un día para otro".

Tras explicar la situación actual del proceso de búsqueda en el vertedero de Zaldibar, han aclarado los trabajos que se están realizando y han adelantado las labores que se van a realizar a partir de la próxima semana, "si las condiciones meteorológicas lo permiten" en cuatro áreas concretas: dos prioritarias y dos con menor probabilidad de que el operario se encuentre en alguna de ellas.

A partir del 15 de octubre se iniciarán las tareas de vaciado y revisión pormenorizada de los materiales que se extraigan en la Zona B1-A, en torno al lugar donde Beltrán fue visto por última vez y pudo ser alcanzado por el derrumbe. Los trabajos en este primer espacio, de donde se extraerán, revisarán y comprobarán 15.000 metros cúbicos de materiales, durarán aproximadamente dos o tres semanas.

A comienzos de noviembre se comenzará a revisar la segunda zona prioritaria, la Zona B4-Sur. En este segundo cuadrante se desalojarán y comprobarán 80.000 metros cúbicos de tierra y escombro, un trabajo siempre condicionado por la situación meteorológica y que podría durar hasta finales de año.

A partir de ahí, en enero del año que viene, se han delimitado dos zonas B1-C y B1-B que, por razones geotécnicas, se abordarán en este orden. Entre los trabajos destacables en estas zonas estaría la revisión del pozo de lavado de camiones.


Tal como ha reseñado Josu Erkoreka, estas dos zonas han sido delimitadas por los expertos con "menores probabilidades" de que Beltrán estuviera en ellas en el momento del derrumbe, aunque posible en el caso de que el operario "se hubiera movido hacia la zona donde se encontraba trabajando Alberto Sololuce".

En el operativo de búsqueda de Joaquín Beltrán participan diariamente efectivos, tanto de Emergencias como de la Ertzaintza, con un técnico de intervención de Sos-Deiak, que coordina el operativo, y entre 15 y 20 ertzainas de Brigada Móvil con el apoyo de la Oficina Central de Inteligencia, que analizan el material que se va extrayendo, revisando y desalojando.

SELLADO DEFINITIVO

Por su parte, la consejera Arantxa Tapia ha dejado claro que la voluntad del Gobierno vasco es que el vertedero de Zaldibar quede "definitivamente sellado" una vez sean hallados los restos de Joaquín Beltrán.

Tras afirmar que ya se ha procedido al sellado de la parte superior del vertedero, al haber quedado estabilizado, Tapia ha sostenido que la instalación ha terminado su trabajo por lo que, cuando se encuentre el cuerpo del segundo operario desaparecido, Joaquín Beltrán, y terminen las labores de búsqueda "se procederá a terminar de estabilizarlo y comenzar con el sellado".

Las labores, según ha reconocido, corresponderían a la empresa gestora, Verter Recycling, ya que la labor de búsqueda la lleva a cabo el Gobierno vasco de forma "subsidiaria" y, caso de no hacerse responsable la compañía, será el Ejecutivo quien materialice el sellado. "La voluntad del Gobierno vasco es que este vertedero quede definitivamente sellado", ha incidido Tapia, aunque ha reconocido que "no será de un día para otro".

Por otro lado, ha sostenido que la factura económica asciende a "bastantes millones", pero el objetivo "no es tanto saber cuánto se está invirtiendo en la búsqueda de Beltrán", aunque ha añadido que "irán pasando la factura porque actuamos de forma subsidiaria. Es importante la cantidad de dinero pero lo invertimos en un objetivo que no podemos poner en duda", ha añadido.

MINIMIZAR RESIDUOS INDUSTRIALES

Arantxa Tapia ha anunciado que el plan del Gobierno vasco, a lo largo de esta legislatura, es disponer de "un plan de gestión de este tipo de residuos industriales que, en este momento, se remedian de una forma diferente y hacer una gestión adecuada mediante la clasificación y valoración de esos residuos y que, en la medida de lo posible, iniciemos el desarrollo de un modelo de economía circular, en el que ya se estaba trabajando, y lograr la máxima reutilización de los materiales".

Tapia ha reconocido que la situación generada tras el derrumbe del vertedero de Zaldibar les ha hecho "acelerar hacia esa política y su objetivo es trabajar ahora con la industria para que todos los vertidos industriales que puedan existir y el mínimo sea llevado a vertedero y que, esa parte destinada a vertedero, la podamos ir cerrando y esa es nuestra voluntad".

Respecto a las labores que se están realizando hasta el momento, en la actualidad se están completando los trabajos de excavación del Desmonte 3, del que han salido 22.000 metros cúbicos, para posibilitar la llegada de los equipos de búsqueda hasta la primera de las zonas en la que previsiblemente pueda estar Joaquín Beltrán (B1-a) y cuyo inicio está previsto la próxima semana.

Tal y como ha detallado Arantxa Tapia, una vez estabilizada la masa de residuos, han comenzado también los trabajos de sellado de la parte superior del vertedero. En los almacenamientos del material excavado se está instalando impermeabilización para evitar la filtración de lixiviados, y canalización para su posterior tratamiento.

Desde el comienzo del proceso se han estado excavando residuos en la parte baja y en total se han movido más de 400.000 metros cúbicos. En concreto, las zonas B2 y B3 han quedado completamente limpias y en la B1 se han limpiado las explanadas de la balsa y de la depuradora, hasta el pie de la explanada de la báscula donde el 14 de agosto fue encontrado el cuerpo de Alberto Sololuze.

Tapia ha destacado que, pese a que las condiciones meteorológicas en esta época del año no son los más favorables para los movimientos de materiales, "el ritmo de trabajo se mantiene constante, y de media se extraen 1.500 metros cúbicos de residuos al día en el operativo de búsqueda.

En ese sentido, ha remarcado que el Desmonte 3 se ha dividido en dos fases: la primera, con alrededor de 22.000 metros cúbicos, es la situada por encima del antiguo camino de acceso a la parte superior del vertedero.

En ella se trabaja con la previsión de que la próxima semana el dispositivo de búsqueda entre en "zona caliente" y se estima que esta fase pueda durar "hasta finales de octubre". A su vez, la segunda fase del Desmonte 3 se refiere a la zona BS4 en la zona más baja del actual vertedero donde se estima que se excavarán otros 80.000 m3 de residuos.

Por otro lado, la recogida del agua contaminada que ha entrado en contacto con el residuo se realiza mediante cunetas y se han instalado a modo de drenaje redes de tuberías ranuradas que la canalizan a un colector común que se destina a la red de saneamiento para su tratamiento en la planta depuradora EDAR de Apraiz (gestionada por Gipuzkoako Urak). Asímismo está a punto de finalizar la ejecución de un depósito de seguridad para los residuos generados, con capacidad de 120.000 m3.