La incidencia es decreciente

Euskadi no prevé medidas adicionales a las ya vigentes para afrontar el COVID19

El número reproductivo básico Rt muestra una tendencia decreciente desde hace aproximadamente mes y medio.

02.10.2020 | 18:31
Un grupo de personas pasea por el centro de Gasteiz protegidos con mascarilla

Vitoria. El Lehendakari Iñigo Urkullu ha presidido el Consejo asesor que le asiste como director único del Plan de Protección Civil de Euskadi (LABI ) que se aprobó para hacer frente a la situación creada por el coronavirus. En el encuentro se ha decidido no aplicar restricciones adicionales, a la vista de la situación epidemiológica y asistencial actual en torno al Covid19.

Así lo ha dado a conocer la Consejera de Salud del Gobierno Vasco, Gotzone Sagardui, tras la reunión mantenida esta tarde por este órgano, que mantiene las medidas vigentes a día de hoy y recuerda la importancia de cumplir estrictamente las pautas preventivas.

Los principales motivos para mantener las actuales restricciones residen en que en estas últimas semanas, las tasas de incidencia mantienen una tendencia decreciente y el porcentaje de positividad de los test PCR también continúa desdenciendo lentamente.

Además, otro aspecto favorable es que en cuanto al impacto del coronavirus en el ámbito asistencial del sistema sanitario, sigue descendiendo progresivamente la cifra de personas ingresadas. De hecho, Euskadi podría llegar a contar con 620 camas de UCI y hasta la fecha cabe señalar que no ha sido necesario pasar al escenario dos del Plan de Contingencia de UCIs en toda la curva epidémica de esta segunda ola.

Por otro lado, el último dato que lleva a los responsables a no aumentar las restricciones es el del número reproductivo básico Rt, que también muestra una tendencia decreciente desde hace aproximadamente mes y medio.

Por ello, a la vista de esta evolución, la vía para frenar el virus va a seguir abarcando tres frentes, tal y como avanzaron ayer tras la reunión.

Por un lado, la detección precoz. Si hay síntomas, se debe llamar al centro de salud y ponerse en aislamiento. El segundo aspecto es la vigilancia de los casos y contactos. A través de la red de vigilancia, volcada en identificar los contactos estrechos, se buscará evitar la propagación del virus. No en vano, a día de hoy, prácticamente la mitad de positivos en Euskadi se están detectando como contactos asintomáticos.

Y por último, afianzar las medidas de prevención individuales y colectivas. "Cada uno de nosotros y nosotras podemos hacer mucho para frenar la epidemia y no debemos relajarnos. Distanciamiento social, higiene de manos y uso de mascarilla", señalaron ayer tras la reunión del LABI.

En la reunión, han estado presentes el Vicelehendakari Primero y Consejero de Seguridad, Josu Erkoreka; la Consejera de Gobernanza Pública y Autogobierno, Olatz Garamendi; la Consejera de Salud, Gotzone Sagardui; el Consejero de Educación, Jokin Bildarratz; el Viceconsejero de Salud, Iñaki Berraondo; el Director General de Osakidetza, Juan Diego; así como los diputados generales Ramiro González, Markel Olano y Unai Rementería; los alcaldes de las tres capitales, Gorka Urtaran que es también el Presidente de Eudel, Juan Mari Aburto y Eneko Goia, y el Delegado del Gobierno, Denis Itxaso.