Los refugiados de Moria comienzan a ser realojados

La medida consiste en un parche a modo de carpas provisionales, sin ninguna solución digna a largo plazo

13.09.2020 | 02:36
La ONU ha instalado carpas para acoger temporalmente a los refugiados. Foto: Orestis Panagiotou (Efe)

moria – Los primeros refugiados del destruido campo de Moria, en la isla griega de Lesbos, empezaron ayer a entrar en su nuevo alojamiento temporal, donde el ejército griego lleva desde hace dos días instalando carpas para realojar a varios miles de personas, a las que la solución al incendio va a dejar en peor situación incluso que antes.

El nuevo campo, situado a unos dos kilómetros de la capital de Lesbos, Mitilene, tiene alrededor de 12 hectáreas y se espera que a corto plazo pueda dar cabida a unos 3.000 de los 12.000 migrantes que se quedaron sin techo tras los devastadores incendios de esta semana que destruyeron el campamento de Moria.

Según los medios locales, en cada una de las carpas facilitadas por la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) caben unas seis personas y el nuevo campo estará organizado por sectores, de tal forma que los refugiados estarán agrupados por nacionalidades.

A primeras horas de la tarde de ayer se habían instalado unas 200 tiendas de campaña y se habían registrado unas 50 personas, todas de forma voluntaria, como señalaron los medios presentes. El ministro griego de Migración, Notis Mitarakis, señaló que los primeros que pueden entrar son familias y personas vulnerables.

A la entrada del lugar, el antiguo campo de tiro de Kara Tepé, se instalaron unas mesas en las que los refugiados se registran, dejando sus datos y número de teléfonoen caso de que dispongan de uno. Según los medios locales, el Ministerio de Migración tiene la intención de crear un grupo en chat para enviar toda información actualizada a los solicitantes de asilo.

En total, ACNUR entregó ayer 600 carpas, pero se espera que la cifra provisional ascienda a 1.400, una vez que toda la zona haya sido aplanada. Hasta ahora el Gobierno griego no ha aclarado si el campo acogerá la totalidad de los 12.000 refugiados que se quedaron sin techo, pero todo indica que ese será el caso.

El portavoz del Gobierno, Stelios Petsas, afirmó ayer en declaraciones a la cadena privada ANT1, que si todo evoluciona como está previsto, "en los próximos días se habrá logrado albergar en Kara Tepé a todas las personas que se quedaron sin hogar tras los incendios". Petsas recalcó que el nuevo campo es tan solo una solución transitoria, porque "a mediano plazo" y una vez superada la "crisis inmediata" el Gobierno mantiene su plan de crear una estructura "cerrada y controlada, mucho mas pequeña que la que teníamos".