Se exponen a importantes peligros

Amnistía Internacional acusa a Malta de "tácticas ilegales" para rechazar migrantes

Alertan de una colaboración con Libia para llevar a cabo repatriaciones

09.09.2020 | 00:42
Inmigrantes en un bote para ser trasladados al barco de cuarentena Rhapsody en Lampedusa Foto: Efe

roma – Amnistía Internacional (AI) denunció que el Gobierno de Malta está utilizando "medidas ilegales y peligrosas" para rechazar la inmigración, lo que está exponiendo a enormes peligros y sufrimientos a las personas que intentan llegar a Europa cruzando el Mediterráneo central, en un informe publicado.

En su informe, la ONG explica que "el cambio de enfoque del gobierno maltés hacia las llegadas en el Mediterráneo central en 2020 se ha traducido en medidas ilegales, y a veces sin precedentes, para evitar auxiliar a las personas refugiadas y migrantes". Denuncian que entre las "tácticas" utilizadas por el país europeo están las "de acordar devoluciones sumarias ilegales a Libia, desviar embarcaciones hacia Italia en lugar de rescatar a personas en dificultades, detener ilegalmente a cientos de personas en barcos mal preparados frente a aguas maltesas y firmar un nuevo acuerdo con Libia para impedir la llegada de personas a Malta". "Es vergonzoso que la UE e Italia hayan normalizado la cooperación con Libia sobre control de fronteras, pero devolver a personas al peligro en Libia no es nada normal. Los Estados miembros de la UE deben dejar de asistir en la devolución de personas a un país donde se enfrentan a horrores inenarrables", afirma Elisa De Pieri, investigadora regional de Amnistía Internacional.

Según el informe, desde comienzos de enero hasta el 27 de agosto de 2020, la Guardia Costera Libia devolvió ilegalmente a este país a 7.256 personas "con el apoyo de la UE, pues, a menudo, alertada de la presencia de embarcaciones en el mar por aviones que participaban en Frontex y otras operaciones de la UE".

El primer ministro maltés, Robert Abela, desmintió pactos con el Gobierno de Libia, pero admitió las devoluciones de migrantes. De Pieri concluyó diciendo que "los horrores a los que se enfrentan las personas devueltas a Libia deben desaconsejar a los líderes y lideresas europeos la cooperación con países que no respetan los derechos humanos".

bloqueo a 'sea-watch' Por otro lado, la ONG alemana Sea-Watch denunció ayer que Italia ha bloqueado su avioneta de reconocimiento Moonbird en la isla de Lampedusa (sur) para evitar que sobrevuele el Mediterráneo central y avise de barcazas con migrantes en peligro.

La portavoz de la ONG en Italia, Giorgia Linardi, denunció en una grabación en las redes sociales que, "desde el viernes", la avioneta "no puede despegar de Lampedusa" y que de esta manera el Gobierno italiano les está "cerrando los ojos". "La acusación es la de haber llevado, en varias ocasiones durante un largo periodo de tiempo, a personas que necesitaban ser socorridas de inmediato en el Mediterráneo central", argumenta.

Además, recuerda que en el Mediterráneo, frente a las costas de Malta, se encuentra desde hace más de un mes el petrolero Etienne con 27 migrantes a bordo, a la espera de que algún país europeo autorice su desembarco.