El Gobierno pide calma y confianza y defiende la seguridad de los colegios

La ministra Isabel Celaá descarta el cierre de centros salvo que el Ministerio de Sanidad lo decida por una “transmisión descontrolada” del coronavirus

06.09.2020 | 00:29

madrid – Las comunidades autónomas siguen detectando nuevos brotes de coronavirus que elevan la cifra total de contagios por encima del medio millón de casos, por lo que continúan aplicando restricciones, principalmente relacionadas con el ocio, para tratar de contener la multiplicación de las infecciones.

Con el curso ya iniciado en algunas comunidades y a punto de hacerlo mañana lunes en otras, la ministra de Educación, Isabel Celaá, pidió ayer a las familias que lleven con confianza a sus hijos a los centros educativos porque "el lugar más seguro es el colegio" e insistió en la necesidad de que las aulas estén abiertas, ya que sus beneficios son muy superiores a los eventuales riesgos que puedan generar. Así lo dijo la responsable de Educación en una entrevista en RNE un día después de que el curso escolar 2020-21 arrancara en Navarra y Madrid seis meses después de las últimas clases presenciales, cerradas por la pandemia del covid-19.

"En esta situación nadie puede estar tranquilo ni dentro ni fuera de la escuela", reconoció Celaá, por lo que anunció que "vamos a seguir al pie de la obra" y colaborando con las comunidades para ir solventando las eventualidades que surjan.

La ministra se volverá a reunir con los responsables educativos autonómicos en Conferencia Sectorial este mismo mes de septiembre para "repasar" cómo han ido "situando sus piezas o distribuyendo" los 2.000 millones adicionales del fondo covid para educación, que "fundamentalmente son para contratación de recursos humanos".

Celaá anunció que la guía del Ministerio con recomendaciones de seguridad para la vuelta al colegio está "viva y dinámica" y se irá "ajustando" a medida que evolucione la pandemia en un curso en el que "se va a cuidar la salud de toda la comunidad educativa" mientras se trabaja por la mayor presencialidad posible.

Sobre un posible cierre de centros educativos en territorios que puedan ser confinados, la ministra insistió en que "mientras no haya una transmisión descontrolada, que tendrá que determinar el Ministerio de Sanidad, el colegio tiene que seguir abierto porque todos estamos conviviendo con la pandemia".

Sobre la advertencia de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, del posible contagio de "prácticamente todos los niños a lo largo del curso", Celaá señaló: "No creo en absoluto que todos los ciudadanos vayamos a contagiarnos. Esperamos tener todos los controles y la responsabilidad individual y colectiva suficiente".

Celaá reveló que su madre murió en Bilbao y no pudo ir a verla por estar confinada en Madrid, una situación que "han pasado tantos y tantas españoles" y que, reconoció ayer, que le afectó mucho a nivel personal y le permitió "comprender de mejor manera la profundidad de esta tragedia".

barrera psicológica Según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, que no actualiza los contagios durante el fin de semana, el viernes había 498.989 casos confirmados por pruebas PCR, cifra a la que hay que sumar las más de 4.000 nuevas infecciones en las últimas 24 horas comunicadas durante ayer sábado por varias comunidades.