Ve un exceso de inversión

La AIReF pide reducir la inversión en el AVE en favor de Cercanías

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal destaca que el 90 % de los usuarios se concentra en Cercanías

31.07.2020 | 00:14
Varios trenes AVE. Foto: Efe

Madrid – La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) advirtió ayer de un exceso de inversión en los proyectos de alta velocidad ferroviaria, planteados "sin tener en cuenta" criterios de movilidad y cuyos beneficios sociales "no compensan" el coste de su construcción.

Según su informe sobre la inversión en infraestructuras del transporte, el fuerte desembolso en la red de AVE, 55.888 millones de euros –de los que 14.086 millones, un 25,2%, se han costeado con financiación europea–, contrasta con la atención "insuficiente" que recibe el servicio ferroviario más usado por los españoles, el Cercanías, que necesita un impulso económico para satisfacer la creciente demanda y modernizar sus trenes. Durante su intervención, la presidenta de la AIReF, Cristina Herrero, destacó el "enorme esfuerzo" realizado por España en los últimos 35 años "para converger y lograr su conectividad con el resto de redes europeas". Sin embargo, a pesar de las mejoras en los tiempos de viaje y en los costes de transporte, el informe sostiene que el bajo nivel de utilización de estas infraestructuras pone en tela de juicio su rentabilidad. Además, considera que estas infraestructuras han beneficiando más a las provincias que ya se encontraban en una situación ventajosa antes de la llegada del AVE. Así, la AIReF defiende que es necesario "reevaluar" todos los proyectos pendientes, y fomentar el uso de los ya construidos.

Este fuerte desembolso contrasta, continúan, con la "insuficiente" inversión en Cercanías, 3.600 millones entre 1990 y 2018, pese a ser el transporte ferroviario que acumula el 90% de los usuarios del ferrocarril en el Estado, y registrar un número de viajes que se ha duplicado en tres décadas. La AIReF anima a apostar por esta red, gestionada por ADIF y Renfe, e insta a integrarla dentro de los consorcios de transporte público metropolitano, "que ahora no tienen opinión o influencia sobre horarios, frecuencias o tarifas".