Producirá la electricidad que consumen anualmente 160.000 personas

Un parque solar en Armiñon cubrirá la necesidad energética de la mitad de los alaveses

La mayor planta de energía solar de Euskadi supondrá una inversión de 70 millones de euros y aportará casi el doble de la capacidad solar total instalada actualmente en la CAV

24.06.2020 | 12:45
El proyecto, que estará ubicado en Armiñón, ha sido presentado este miércoles al lehendakari, Iñigo Urkullu, por el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán; el presidente de la Corporación Mondragon, Iñigo Ucín; el diputado general de Álava, Ramiro González, y el director general del Ente Vasco de la Energía, Iñigo Ansola.

Se espera que esté operativa en 2023, se evitará la emisión a la atmósfera de 25.000 toneladas de CO2 al año.

Vitoria, 24 jun (EFE).- Una planta fotovoltáica que se ubicará en el término alavés de Armiñón producirá la electricidad que consumen anualmente 160.000 personas, casi la mitad de la población de Álava.

Iberdrola, el Grupo Mondragon, la Diputación Foral de Álava y el Ente Vasco de la Energía (EVE) van a construir la mayor planta de energía solar de Euskadi con una capacidad de 100 Mw, casi el doble de la capacidad solar total instalada actualmente en la comunidad autónoma (60 Mw).

En esta alianza público privada vasca la eléctrica cuenta con una participación del 75 %; el EVE, dependiente del Gobierno Vasco, con un 20 % y el compromiso de adhesión de la Diputación alavesa, y el grupo cooperativo Mondragón, a través de Krean, con un 5 %.

El proyecto, que estará ubicado en Armiñón, ha sido presentado este miércoles al lehendakari, Iñigo Urkullu, por el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán; el presidente de la Corporación Mondragon, Iñigo Ucín; el diputado general de Álava, Ramiro González, y el director general del Ente Vasco de la Energía, Iñigo Ansola.

Está previsto que esta planta, que tendrá una extensión de 100 hectáreas y en la que se invertirán 70 millones de euros, genere una potencia de 100 Mw.

Con la producción de energía renovable de esta planta, denominada Ekinea y que se espera que esté operativa en 2023, se evitará la emisión a la atmósfera de 25.000 toneladas de CO2 al año.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha destacado que esta inversión "aporta valor en el ámbito de las energías renovables y abre un horizonte a la reactivación económica y del empleo, una auténtica prioridad en estos momentos".

Urkullu ha puesto en valor la colaboración público privada como "generadora de empleo" y que este proyecto supone una aportación en el compromiso con la sostenibilidad y la preservación del planeta".