Euskadi asumirá el lunes su propia desescalada

El Gobierno Vasco ejercerá como autoridad única

03.06.2020 | 02:10
El Gobierno Vasco quiere recuperar la movilidad con comunidades limítrofes a partir del próximo lunes. Foto: Borja Guerrero

vitoria – El Gobierno Vasco será, a partir del próximo lunes, quien gestione su propia desescalada, al recuperar su condición de autoridad única, marcando tanto la duración de la fase 3 como el paso a la nueva normalidad. Si el Ejecutivo español da el visto bueno a la solicitud para avanzar de fase, a partir del día 8 se permitirá la movilidad entre territorios históricos, se pondrán en marcha las barras de hostelería y se incrementarán los aforos en actividades culturales y el comercio.

Según recordó el portavoz, Josu Erkoreka, tras el Consejo de Gobierno celebrado ayer en la Ekoetxea Meatzaldea de Abanto-Zierbena con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, el acuerdo político e institucional alcanzado con el Gobierno español permitirá al lehendakari "recuperar su situación de única autoridad competente en Euskadi" desde el próximo lunes. Desde ese día, valoró positivamente, "decidiremos y gestionaremos todas las medidas de la desescalada en Euskadi. Es una muy buena noticia que vayamos poniendo fin a la situación de excepcionalidad que hemos vivido desde mediados de marzo". Así, a partir de entonces será Gasteiz quien decida la duración de la fase 3 y el paso a la nueva normalidad que, aclaró Erkoreka, se decidirá únicamente en base a criterios epidemiológicos y sanitarios.

De hecho, el Ejecutivo de Iñigo Urkullu está "volcado" en el paso a esa fase 3 a partir del lunes, de acuerdo con el plan Bizi Berri que lidera el propio lehendakari. La solicitud ya ha sido remitida al Gobierno español al considerar que la CAV cumple todos los requisitos tanto a nivel asistencial como epidemiológico. "Euskadi ha demostrado, en el momento más difícil de la pandemia, que es capaz de asumir una tensión hospitalaria y en atención primaria", detalló la consejera de Salud, Nekane Murga.

Aunque todavía no se conocen las condiciones definitivas que va a establecer el Estado para el conjunto de territorios, el Gobierno Vasco plantea una batería de medidas, diferentes a las que podrían plantearse en otras comunidades, al considerarlas más acordes con la realidad que se vive actualmente en Euskadi.

Movilidad Entre otras, y a la espera de confirmación desde Madrid, el Ejecutivo vasco quiere recuperar la movilidad tanto entre los tres territorios históricos como con comunidades limítrofes que se encuentren también en fase 3, incluida Aquitania, como parte de la Eurorregión, para lo cual se ha realizado ya una petición formal a los Gobiernos español y francés. El paso a otra comunidad parece de momento descartado, a tenor de las declaraciones del ministro de Sanidad, Salvador Illa, quien ayer recordó que esa movilidad intercomunitaria solo será posible una vez que se recupere la nueva normalidad.

Comercio y hostelería Los pequeños comercios y los centros comerciales recuperarían a partir del lunes el 60% de su aforo, tanto en las zonas estrictamente comerciales como en las áreas comunes y espacios recreativos. Para los bares, restaurantes y sociedades gastronómicas, explicó la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, no se tendrá en cuenta el aforo pero se deberá seguir garantizar la distancia de dos metros entre las mesas, y se recuperará el servicio en la barra, con la misma separación entre clientes o grupos de clientes.

Actividades culturales En el ámbito de las actividades culturales, tanto las bibliotecas como los cines y los espacios para conferencias elevarán su aforo del 30 al 50%, "pero siempre con asiento preasignado y manteniendo la distancia de seguridad", señaló Tapia. Aumentan también el número asistentes en los espectáculos hasta los 80 para los que se celebren en espacios cerrados y hasta 1.000 en abiertos, aunque mantienen el aforo máximo del 50% y tendrán que seguir sentados.

Transporte público El transporte público podría recuperar el 100% del aforo y las frecuencias, con la obligación, eso sí, de usar mascarillas y la posibilidad de que se realicen controles de temperatura aleatorios en estaciones cerradas. También se mantendrá la franja horaria prioritaria para los mayores de 70 años y los colectivos vulnerables de 10.00 a 12.00 y de 19.00 a 20.00 horas, lo cual, aclaró la consejera Tapia, "no quiere decir que no puedan salir a otra hora, pero les daremos prioridad en esos momentos".

Otras medidas

Transporte público. Frecuencias y aforos del 100% en todos los medios de transporte, con uso obligatorio de mascarilla y control de temperatura aleatorio en estaciones cerradas.

Comercio. Ampliación del aforo en comercios y centros comerciales al 60%, incluidas zonas comunes y espacios recreativos.

Bares, restaurantes y txokos. Se elimina el límite de aforo, pero se deberá garantizar la distancia de dos metros entre mesas, tanto en el interior como en terrazas. Se restablece el servicio en barra, con separación mínima de dos metros entre clientes.

Hoteles y alojamientos turísticos. Las zonas comunes tendrán el aforo limitado al 50%.

Turismo de naturaleza y senderismo. El límite para los grupos pasará de 20 a 30 personas.

Bibliotecas. Préstamo y lectura con 50% de aforo.

Cines, teatros, salas de conferencias y auditorios. Aforos al 50% con butaca preasignada, hasta un máximo de ochenta personas.

Espectáculos y actos al aire libre. Aforo del 50% con un máximo de hasta 1.000 personas sentadas.

"La propuesta tiene singularidades derivadas del conocimiento de la realidad de Euskadi"

Nekane Murga

Consejera de Salud

"Vamos poniendo fin a la situación de excepcionalidad que vivimos desde marzo"

Josu Erkoreka

Portavoz del Gobierno Vasco