Acusado de matar a su mujer y su hija

Ingresa en prisión el presunto asesino de Abanto

Tras ser dado de alta hospitalaria el jueves, ayer pasó a disposición judicial

15.03.2020 | 00:27
Momento del traslado del detenido al hospital. Foto: Pablo Viñas

Bilbao – El juez de guardia decretó ayer el ingreso en la prisión de Basauri del hombre, de 60 años de edad, acusado de matar a su mujer y su hija en el domicilio familiar de Abanto-Zierbena, según informó ayer el Departamento vasco de Seguridad.

El doble crimen se cometió en el interior de una vivienda familiar, un adosado en el barrio de Sanfuentes de Abanto-Zierbena, poco antes de las dos de la tarde del pasado miércoles día 11. Ese día la Ertzaintza tuvo conocimiento de la posibilidad de que se hubiera cometido un crimen en una vivienda de Abanto-Zierbena. Varios agentes se trasladaron al lugar y encontraron en el interior de la casa los cuerpos de dos mujeres, madre e hija, de 54 y 24 años de edad, respectivamente.

Los cadáveres presentaban signos de criminalidad, por lo que se inició una investigación para la localización del principal sospechoso, el marido y padre de las víctimas. Este hombre fue localizado horas más tarde y detenido en unos trasteros de Portugalete.

El presunto homicida se encontraba en estado semiiconsciente ya que, al parecer, había ingerido gran cantidad de pastillas con la intención de suicidarse. Debido a su estado, fue trasladado al hospital de Cruces, donde pasó la noche custodiado. Tras mejorar su estado, el jueves fue trasladado a dependencias policiales, en la comisaría de la Ertzaintza de Muskiz, donde ha permanecido hasta ser puesto a disposición judicial. Ayer sábado, sobre las 11.00 horas, el detenido compareció ante el juez de guardia, quien acordó el ingreso en prisión del acusado que fue trasladado al centro penitenciario de Basauri.

Según las primeras investigaciones, el doble crimen se cometió cuando después de golpear con un martillo en la cabeza a su mujer y su hija, en distintas dependencias de la casa, el detenido presuntamente las degolló con un arma blanca. El hombre aseguró tener problemas económicos y grandes deudas.

Más información