estado de "emergencia sanitaria"

Euskadi, preparada para vivir posibles medidas de confinamiento

Los últimos datos facilitados por el Departamento de Salud del Gobierno Vasco constatan que en las últimas horas han fallecido en Euskadi con coronavirus 3 personas, todas en Álava, por lo que el número de muertos en esta comunidad asciende a 14, los positivos suman ya 417, es decir 71 nuevos casos desde este jueves, y 9 han superado la enfermedad.

13.03.2020 | 18:09
Ertzainas entergando ordenes judiciales a posibles afectados del coronavirus en Vitoria.

Vitoria, 13 mar (EFE).- El Gobierno Vasco ha decretado el estado de "emergencia sanitaria" en Euskadi por la pandemia del coronavirus con lo que a partir de este sábado puede dictar el confinamiento de personas en sus domicilios y limitar el acceso a zonas de infección.

Esta declaración la ha hecho el lehendakari, Iñigo Urkullu, horas antes de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, decretara el estado de alarma para toda España, una medida con la que también se puede restringir la circulación de personas.

En su comparecencia para anunciar esta medida extraordinaria, el lehendakari ha insistido en que la situación por la pandemia es "grave" a nivel global, aunque Vitoria es uno de los principales focos de España por número de contagios y está considerada una zona de alta transmisión comunitaria.

Los últimos datos facilitados por el Departamento de Salud del Gobierno Vasco constatan que en las últimas horas han fallecido en Euskadi con coronavirus 3 personas, todas en Álava, por lo que el número de muertos en esta comunidad asciende a 14, los positivos suman ya 417, es decir 71 nuevos casos desde este jueves, y 9 han superado la enfermedad.

Ante esta fotografía, el lehendakari ha asumido la "dirección única de respuesta de protección civil ante esta emergencia", en la que estará asistido por un comité asesor. Con la aprobación de este decreto se ha dado luz verde a la "herramienta jurídica" para que el Ejecutivo autonómico sea el único que esté facultado para adoptar estas medidas.

A raíz de esta aprobación, en las redes sociales ha corrido un bulo de que la Policía Local de Vitoria y los Bomberos de la ciudad estaban anunciando que a partir de la noche de este viernes la capital alavesa iba a quedar aislada como medida para impedir la propagación del COVID-19. Estos bulos han sido desmentidos por el Ayuntamiento pero ha provocado nerviosismo entre la población.

Tras la comparecencia del lehendakari, el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha reclamado al Gobierno Vasco que, más allá de declarar el estado de emergencia sanitaria, active medidas "concretas" y "contundentes" para frenar la expansión del coronavirus.

Este pronunciamiento ha enfadado al presidente del PNV, Andoni Ortuzar, quien a través de las redes sociales ha acusado al "doctor Otegi" de ser un "caradura que intenta aprovecharse de la desgracia humana".

La situación de la pandemia en Euskadi, segunda comunidad con más afección solo por detrás de Madrid, sigue teniendo numerosas repercusiones. Han seguido dándose suspensiones de actividades en distintas administraciones, locales de hostelería, comercios y recintos.

Además, este viernes el Consejo General del Poder Judicial ha acordado suspender todas las actuaciones judiciales programadas en la comunidad autónoma, igual que en Madrid, Haro (La Rioja) e Igualada (Barcelona).

Además, la industria vasca prevé una afección "global" a corto y largo plazo "imposible aún de cuantificar", aunque precisa que su producción todavía se mantiene. La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, ha mantenido contactos con los distintos clúster industriales del País Vasco que, pese al impacto, se han mostrado "con capacidad para revertirlo" si se toman las medidas adecuadas.

La empresa más grande de Euskadi, la planta de Mercedes Benz de Vitoria, comienza a sentirse afectada de alguna manera por la situación de la pandemia. El comité de empresa ha exigido a la dirección paralizar la actividad para garantizar la salud de sus más de 5.000 trabajadores directos.