Alerta mundial por el coronavirus

Epidemia de motines en Italia

Las protestas por la suspensión temporal de las visitas de familiares para contener el brote provocan 30 revueltas y dejan seis reclusos fallecidos en el sur del país y 300 fugados en el sur

09.03.2020 | 23:28
Familiares de presos se enfrentan a varios agentes a las puertas de la prisión de Rebibbia, en Roma. Foto: Efe

Roma – El miedo a la propagación del coronavirus en toda Italia y las medidas restrictivas aprobadas por el Gobierno para contener el brote han provocado motines en una treintena de cárceles de todo el país, que han dejado seis presos fallecidos en Módena (norte de Italia) y varios huidos en Foggia (sur).

Según los últimos datos de Protección Civil, el coronavirus ha causado ya en Italia 463 muertos y al menos 7.985 personas están actualmente contagiadas. Los números no dejan de crecer y por eso el Gobierno acaba de aprobar una serie de medidas drásticas para intentar contener el virus, que pasan por aislar a 16 millones de personas que viven en la región de Lombardía y 14 provincias, la zona más afectada del país.

También ha suspendido de forma temporal las visitas a las cárceles por parte de familiares. Esto, sumado al temor a que el virus llegue a las prisiones y se extienda con rapidez, ha motivado que cientos de presos se hayan sublevado en una treintena de cárceles de todo el país.

Seis presos murieron el domingo en Módena; de ellos, tres fallecieron tras saquear la enfermería y los otros tres por causas que aún se deben esclarecer, explicaron fuentes del sindicato Coordinación Nacional de la Policía Penitenciaria (CNPP).

En una cárcel de Foggia, en Apulia (sur), los presos rompieron ayer la puerta y salieron a la calle de forma masiva. Fuentes del sindicato de la Policía Penitenciaria han denunciado que 300 estarían huidos y 70 habrían sido capturados. En la cárcel de San Vittore de Milán, varios reclusos subieron al tejado y prendieron fuego a unas sábanas mientras gritaban que querían libertad, y en la prisión de Ucciardone de Palermo se produjo un intento de fuga con varios presos que trataron de escalar la verja de seguridad.

Protestas violentas se vivieron también en las cárceles romanas de Rebibbia y Regina Coeli, y en las de Augusta, Bolonia o Prato.

"Los detenidos tienen miedo que en una situación de contagio el sistema esté totalmente incapacitado. Es la sensación de decir: nosotros, que ya nos cuesta a veces conseguir un medicamento, a ver cómo podemos hacer frente a una situación compleja", explicó el responsable a nivel nacional de los derechos de las personas detenidas o privadas de libertad personal, Mauro Palma.

Las calles de alrededor de estas cárceles han sido cerradas al tráfico y rodeadas por la policía y miembros del cuerpo de los carabineros y de los antidisturbios.

Ante este panorama, el miembro del Partido Demócrata Franco Mirabelli ha propuesto que los presos que están a punto de cumplir su pena puedan completarla en arresto domiciliario para evitar problemas de hacinamiento.

Las claves

Italia aísla todo el país. El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ha anunciado la ampliación de las medidas de excepcionalidad para combatir el coronavirus a todo el país, con lo que quedan prohibidos todos los desplazamientos. Además se prohíben todas las reuniones. Las autoridades han confirmado este lunes 463 fallecidos por el nuevo coronavirus, 97 más que el domingo. Además hay 9.172 casos confirmados, 1.797 más que hace 24 horas.Toda la UE, con infectados. Las autoridades de Chipre confirmaron ayer los dos primeros casos de coronavirus en la isla, por lo que el virus ya ha afectado a los veintisiete países que conforman la UE, donde Italia se mantiene como principal foco de contagio.

Vuelos internacionales. La compañía aérea Alitalia suspendió desde ayer todos sus vuelos internacionales desde los aeropuertos de Milán y solo seguirá operando los nacionales desde Milán Linate, pero con una reducción de las frecuencias, anunció en un comunicado.

Francia extrema la precaución. El Gobierno de Francia ha decretado la prohibición de que se celebren reuniones o concentraciones de más de 1.000 personas, en el marco de la campaña para tratar de frenar y contener el brote.

La cifra

70.000

Las autoridades de Irán anunciaron ayer la liberación temporal de cerca de 70.000 presos para evitar la expansión del brote del coronavirus en el país, que hasta la fecha ha dejado alrededor de 240 muertos y más de 7.000 casos.