Servicio de vehículos con conductor

Lakua rechaza derogar parte del decreto de VTC tal y como exige Competencia

25.02.2020 | 18:01
Persona utilizando la aplicación de "Uber" de arrendamiento de vehículo con conductor

Vitoria. El Ejecutivo autonómico ha rechazado este martes derogar cuatro artículos de la normativa vasca que regula el servicio de vehículos con conductor (VTC) en Euskadi, tal y como le ha pedido la Comisión Nacional de la Competencia, paso previo a la presentación de un recurso en los tribunales.

En concreto, el portavoz del Gobierno de Vitoria, Josu Erkoreka, ha explicado que los artículos cuestionados se refieren a la obligación de precontratar el servicio con 30 minutos de antelación, a la prohibición de circular en busca de clientes, y a la de permanecer estacionados visibilizando su disponibilidad.

El decreto vasco iba a entrar en vigor el 21 de diciembre de 2019, pero el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) lo suspendió cautelarmente en sus aspectos más relevantes tras el recurso presentado por Unauto, organización que entendía que la norma atenta contra los derechos de los consumidores y los conductores.

En concreto, la suspensión afecta a los puntos relativos a la necesidad de contratar este servicio con 30 minutos de antelación y a la que recoge que los coches no pueden ser goeolocalizados por los clientes.

En la comparecencia posterior a la reunión del Consejo de Gobierno Vasco, Erkoreka ha respondido a la Comisión Nacional de la Competencia que el Ejecutivo autonómico es "plenamente competente" para otorgar las autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor y que, por tanto, la normativa vaca es "legítima, necesaria y proporcionada en sus limitaciones" a este servicio.

El objetivo del decreto es, según ha insistido, el mantenimiento de un servicio público de interés general, en alusión al que presta el del taxi, así como el equilibro entre los dos tipos de servicio de transporte urbano.

Por este motivo, ha recordado que con esta normativa lo que se pretende es "evitar el fraude y mantener la pervivencia y la estabilidad del servicio de taxi".

En este sentido, ha advertido de que las exigencias a los taxis y a los VTC son muy diferentes, ya que los primeros están sometidos a una "intensa regulación de licencias, tarifas fijadas y determinados niveles de calidad, seguridad y accesibilidad".

"Si concurren ambos servicios de transporte en igualdad de condiciones, no se estaría defendiendo el necesario interés general del servicio que prestan los taxis", ha considerado.

Erkoreka ha subrayado que el decreto vasco es fruto de la colaboración de la Mesa del Taxi y VTC, sectores que han trabajado de forma conjunta en la elaboración de una norma que regula en Euskadi de la "manera más eficaz y ordenada la actividad del sector".