Un muro construido en diez días contendrá nuevos aludes en la AP-8

Medirá cincuenta metros de longitud por seis de alto y la Diputación tiene previsto iniciar hoy su construcción

11.02.2020 | 06:19

Bilbao - Cincuenta metros de longitud, como medio campo de fútbol de San Mamés, diez metros de anchura en su base y tres metros en la parte superior que alcanzará los seis metros de altura. Estas son la dimensiones del dique que hoy mismo, con toda la premura posible que permite la ley, la Diputación Foral de Bizkaia empezará a levantar en la sección de la autopista AP-8 que linda con la zona de corrimiento del vertedero de Zaldibar. "El objetivo es que esa zona del desprendimiento tenga más seguridad que la que tiene ahora", aseguró ayer el diputado de Infraestructuras y Desarrollo Territorial, Imanol Pradales.

El dique de escollera está previsto que sea levantado en poco más de diez días con la intención de que, en caso de que se reprodujera una caída del terreno ahora inestable, lo desprendido sea contenido y no afecte de nuevo al tránsito de la AP-8. Fuentes del departamento de Pradales indicaron ayer que "para adjudicar su ejecución, por el trámite de urgencia", supuso invitar a tres empresas a que presenten sus respectivas ofertas, tras lo que fue elegida ayer mismo Bycam, que asume la tarea por 200.000 euros.

Más limpieza Esta construcción del muro impedirá la apertura del tramo de la autopista en dirección a Donostia que carece de servicio directo por lo que el tráfico seguirá desviándose por el baipás habilitado un día después del desprendimiento. El pasado sábado fueron retirados la gran mayoría de residuos caídos, en dirección a Donostia, una operación realizada bajo las indicaciones de Osalan y los protocolos establecidos por la normativa de salud y seguridad en el trabajo. En esta segunda fase intervinieron cuatro retroexcavadoras y cuatro camiones bañera, apoyados por cuatro oficiales y un encargado.

La Diputación convocó para hoy una reunión extraordinaria del comité de salud, donde comunicará las actuaciones realizadas y las medidas adoptadas ante la presencia de amianto entre los restos depositados en el vertedero. También, todo el personal foral que trabajó en las primeras horas del desprendimiento fue citado para mantener una entrevista con personal sanitario y técnico. El objetivo es recoger datos como la participación de cada trabajador o el tiempo de permanencia en la zona del derrumbe. - Alberto G. Alonso