Por los hechos ocurridos el pasado lunes

La madre de la niña hallada muerta en Logroño se niega a declarar ante la Policía

ESTA TARDE, A PARTIR DE LAS 17.00 HORAS, PASARÁ A DISPOSICIÓN DEL JUZGADO DE GUARDIA, AL CUMPLIRSE LAS 72 HORAS DESDE SU DETENCIÓN

30.01.2020 | 16:00
Agentes de policía ante la Jefatura Superior de Policía de La Rioja, donde la madre de la niña se ha negado a declarar. EFE

LOGROÑO. La madre de la niña de cinco años hallada muerta este lunes en el Hotel 'Los Bracos' de Logroño se ha negado a declarar ante la Policía Nacional, según han confirmado a Europa Press fuentes de la Jefatura Superior de La Rioja.

Agentes de la Policía Nacional se habían desplazado esta mañana al Hospital San Pedro desde donde habían trasladado a la madre a la Jefatura Superior de Policía para prestar declaración, algo a lo que la mujer se ha negado.

Esta tarde, a partir de las 17.00 horas, pasará a disposición del Juzgado de Guardia, al cumplirse las 72 horas desde su detención, que se produjo en el propio Hospital logroñés, donde fue tratada de las autolesiones que se produjo en el hotel.

Por su parte, esta mañana también, el delegado del Gobierno en La Rioja, José Ignacio Pérez, ha desmentido algunas informaciones que apuntaban que la pequeña Carolina sufría una enfermedad grave.

"Ante noticias que dicen que la niña padecía de leucemia, a mí me han transmitido que eso no es así, y que la enfermedad que tenía o podía haber tenido la niña era una neutropenia febril, que sí que tiene que ver con la pérdida de los leucocitos, pero no tiene ningún carácter grave", ha asegurado el delegado a los medios de comunicación.

Con la declaración de la madre, esta tarde en sede judicial, se quiere poner luz a este caso que se inició el lunes pasado a las 9.30 horas cuando la Policía halló el cadáver de la niña, en la habitación 404 del hotel logroñés.

Antes, tal y como informó Delegación del Gobierno, el propio complejo hotelero, situado en la céntrica calle Bretón de los Herreros de la capital riojana, avisó a la Policía, a raíz de la comunicación de un vecino que les había alertado de que estaba viendo a una persona "con intenciones suicidas" en una de las ventanas del hotel.

Una vez allí, comprobaron que había una mujer sentada en el alféizar de la ventana y que presentaba algunos cortes, localizando en el interior de la habitación a una niña de cinco años muerta en la cama, si bien "se desconocía el motivo de la muerte", activándose "el protocolo habitual".

Posteriormente, la madre de la niña fue trasladada al Hospital, donde estuvo vigilada durante toda la mañana y parte de la tarde, para pasar a ser detenida a última hora de la tarde del lunes. Antes de estos sucesos, el padre había denunciado, el domingo, en el Cuartel de la Guardia Civil de Haro el incumplimiento en la entrega de la niña por parte de la madre --algo que ya había sucedido hasta en tres ocasiones--.

El día de la muerte de la niña, el hermano de la detenida entregó en el propio cuartel jarrero unas cartas de despedida de la madre y de la abuela de la menor, que según señaló posteriormente el delegado del Gobierno en La Rioja, José Ignacio Pérez, "daban indicios que van a cometer más algún acto de abandonar esta vida, más que con respecto a la niña".

LA ABUELA APARECE AHOGADA.

Precisamente, una vez que se conoció la muerte de la menor, se comenzó también a buscar a su abuela materna, a tenor de estas cartas, y también porque se había registrado con ellas en el hotel, sin que se supiera su paradero desde entonces.

La mujer fue encontrada sin vida, el martes 28 de enero, sobre las 12.00 horas, ahogada en la ribera del río Ebro, junto a la plaza de toros de Logroño.

Ese mismo martes, Haro, ciudad en la que residía la familia, celebró una concentración por la niña fallecida, presidida por una pancarta en la que se leía 'Por Carolina', y a la que acudieron autoridades locales y regionales.

Precisamente, allí el delegado del Gobierno indicó que la madre no estaba siendo "colaborativa" en la investigación, hasta el punto de señalar ayer, éste mismo, en comparecencia de prensa, que "estaba como ausente" al tiempo que indicó Pérez que "niega" haber "cometido un acto delictivo" y "dice que se ha muerto, no que la ha matado".

La investigación, tras la negativa de la madre a declarar, proseguirá con su comparecencia ante el Juzgado. En cuanto a los resultados de la autopsia de la niña, el Tribunal Superior de Justicia de La Rioja, señaló que "no se tendrán como mínimo en tres semanas", ya que los análisis solicitados a laboratorios de Madrid necesitan 21 días para obtener resultados.