Sigue ingresada en el Hospital San Pedro

La madre de la niña hallada muerta en Logroño no reconoce haberla matado

La mujer "no expresa que la niña haya fallecido por causas naturales, pero en ningún caso da a entender que es autora de ningún hecho"

29.01.2020 | 16:02
Concentración de repulsa en Logroño

Logroño. La madre de la niña de 5 años que fue hallada muerta en una habitación de un hotel de Logroño el lunes "niega haber cometido un acto delictivo" y "lo que viene a decir, dentro de lo poco que transmite, es que ha fallecido, no que la haya matado", ha afirmado el delegado del Gobierno en La Rioja, José Ignacio Pérez Sáenz.

En declaraciones a los periodistas, Pérez Sáenz ha subrayado este miércoles que la mujer, que está ingresada en la Unidad de Psiquiatría de un hospital de Logroño en calidad de detenida, "no expresa que la niña haya fallecido por causas naturales, pero en ningún caso da a entender que es autora de ningún hecho" .

Esas afirmaciones se desprenden de "lo poco que ha transmitido" hasta ahora la mujer a las Cuerpos y Fuerzas de Seguridad.

De momento no ha prestado declaración ante la Policía, además de que mantiene una actitud "evasiva, poco colaborativa" y "ausente, como si no hubiera cometido nada", según el delegado.

La Policía, tras recibir el lunes a las 9:30 horas un aviso de que una mujer se encontraba en una situación con intenciones suicidas, halló a la menor muerta encima de la cama y a su madre asomada en el alféizar de la ventana con cortes.

Este martes en el cauce del río Ebro, a su paso por Logroño, apareció ahogada la abuela materna de la menor, a falta de la identificación oficial del cadáver.

Pérez Sáenz ha precisado que la abuela y la madre de la menor dejaron unas cartas escritas, de las que se deduce "la voluntad de ambas de quitarse la vida" y "se podrían considerar otros ámbitos en relación a la niña, pero no incriminatorios respecto a lo que fueran a hacer con ella".

"Hay indicios que han permitido que haya sido detenida", ha aclarado el delegado, quien ha señalado que la autopsia que se efectuará a la abuela determinará las causas de la muerte, aunque todo apunta a un suicidio.

Se ha referido a que la investigación abierta deberá determinar el papel de la abuela materna en este suceso, que, al parecer y presuntamente, puede ser "colaboradora".

Ha apuntado que los investigadores también confían en que la declaración de la madre, si se produce, pueda "dar luz" a lo que sucedió en la habitación del hotel.

También ha explicado que de las cartas se deduce "el sentimiento de dolor de una madre que no puede estar con su hija", dado que la niña vivía con su padre, quien tenía la custodia y estaba separado de su exmujer desde hace varios años.

La madre y la abuela de la menor vivían juntas en Haro junto a un hermano de la detenida y fue él quien el domingo alertó a la Guardia Civil de este municipio de que ambas y su sobrina faltaban del domicilio.

Al poco tiempo el padre de la menor acudió también a la institución armada para denunciar que su exmujer había incumplido el horario de entregarle a la niña, lo que ya había ocurrido en varias ocasiones con anterioridad.

La previsión es que, a media tarde de mañana, jueves, al cumplirse las 72 horas de su detención, la madre pase a disposición judicial.

El resultado inicial de la autopsia de la menor no ha sido concluyente, por lo que se han remitido unas muestras al Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, en Madrid, para su análisis y lograr datos "más científicos", con la previsión de que se puedan conocer, como mínimo, dentro de tres semanas.

El Juzgado de Instrucción número 3 de Logroño se ha hecho cargo de la investigación, al estar de guardia el lunes y ayer lo estaba el número 1, que ha asumido la del hallazgo del cadáver de la abuela, aunque se estima que ambas investigaciones se unirán en un único órgano judicial.