El Gobierno vasco impulsará una cátedra y un observatorio de riesgos laborales

Con un presupuesto de 936 millones tendrá como partida más importante los 345 millones de euros destinados a la Renta de Garantía de Ingresos

02.11.2021 | 19:29
La vicelehendakari segunda y consejera de Trabajo y Empleo, Idoia Mendia

El Gobierno vasco va a impulsar junto con la UPV/EHU una cátedra de medicina en el trabajo y creará el Observatorio Vasco para la Prevención de Riesgos Laborales.

La vicelehendakari segunda y consejera de Trabajo y Empleo, Idoia Mendia, ha presentado este martes las líneas maestras del presupuesto de su departamento para 2022 que asciende a 936.227.285 euros, a los que se sumarán 48.590.000 de fondos europeos.

Se trata de un 0,8 % menos que el presupuesto de este año, por algo "comprensible", según Mendia, ya que se han previsto 35 millones menos para la RGI por la previsión de menos demandantes dada la mejora de la situación económica, y 4,3 millones menos para complementar los ERTE.

Uno de los incrementos más importantes en el presupuesto es el destinado al Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales-Osalan, un 10,4 % más, hasta llegar a los 17,2 millones de euros. "Es uno de los incrementos más importantes porque la seguridad y la salud es una prioridad absoluta de este Departamento", ha dicho Mendia.

Por ello, el Ejecutivo invertirá en investigación para la prevención de riesgos laborales, con un presupuesto de más de 300.000 euros, para hacer aflorar las patologías laborales que ahora se escapan, con especial relevancia en la búsqueda de los cánceres que puedan ser de origen laboral.

Además, se impulsará junto a la UPV/EHU una Cátedra de Medicina en el Trabajo, a la que el Departamento destinará 40.000 euros, que va a permitir una "transferencia de conocimientos que permita ser más eficaces para evitar que nadie enferme, y mucho menos fallezca, por trabajar".

Se creará el Observatorio Vasco para la Prevención de Riesgos Laborales al que se destinarán 50.000 euros. Será un órgano que implicará a instituciones, agentes sociales y distintas organizaciones en la difusión de la cultura preventiva.

Otra de las inversiones es la dirigida a nuevos programas de empleo que van a tener incidencia en diferentes colectivos, pero específicamente en el de mayores de 45 años.

Uno de estos programas es "Auzolan", con casi 25,5 millones de euros, que se centrará en acciones formativas y de contratación dirigidas a personas en situación vulnerable, especialmente mayores de 45 años y a quienes puedan estar en riesgo de exclusión social.

Mendia ha recordado que una de las preocupaciones actuales en el mercado laboral es la "falta de personal adecuado para cubrir determinados perfiles profesionales muy demandados", como en los sectores del transporte y la construcción, el manejo de determinada maquinaria y en logística.

Con un millón de euros se creará una línea de formación específica para atender necesidades urgentes de profesionales en sectores de alta demanda que no estén disponibles en el mercado laboral.

El colectivo de mayores de 45 años es también uno de los focos del programa "AukerabeRRi" para recualificar y recolocar a trabajadores de empresas en crisis, y que ha recibido el respaldo expreso de la Unión Europea.

El Departamento comenzó este proyecto con el sector del metal, y el año que viene, con dos millones de euros, lo ampliará a sectores que tienen "más dificultades para salir de la crisis", como el comercio y la hostelería.

En cuanto a los jóvenes, se triplicarán los recursos al programa "Reactívate", con el que, con una inversión de 3 millones, se ofrecerá una oportunidad laboral a jóvenes, que se suman a los 6,5 millones de ayudas a la contratación de jóvenes por entidades locales y a los 4 millones de "Lehen aukera", de primera toma de contacto con el mundo laboral de menores de 30 años.

La partida más importante del presupuesto es la dirigida a la Renta de Garantía de Ingresos (RGI), a la que se presupuestan 345 millones de euros.

Esta cantidad es inferior a los 380 millones previstos para este año, aunque la ejecución en 2021 vaya a ser menor debido a la "buena evolución económica" y la incorporación al sistema de protección social del Ingreso Mínimo Vital.

Pese a este descenso de los recursos, que es una partida ampliable si fuera necesario al tratarse de un derecho subjetivo, la RGI subirá su cuantía un 3 %.

Además, crecerá la Prestación Complementaria de Vivienda a 275 euros en lugar de 250, un 10 %, con lo que la partida aumentará en casi 8 millones de euros, hasta los 87.450.000 euros.

noticias de noticiasdealava