Otegi plantea "una Confederación Vasco Navarra confederada con el Estado español"

Dice que están allanando el camino con el PSE para que se den las condiciones para gobiernos de coalición con EH Bildu y Podemos

22.10.2021 | 14:50
El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi.

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi quiere una "Confederación Vasco Navarra confederada con el Estado español". Además, aunque cree que ahora no se dan aún las condiciones para que se produzcan gobiernos de coalición entre el PSE-EE, Podemos y EH Bildu, asegura que están allanando el camino para que esto se produzca.

En una entrevista realizada con Pablo Iglesias para CTXT, Otegi recuerda que su formación es "independentista" y que siempre ha considerado que el proceso independentista "no sería de tracto único", sino que "deben de existir estaciones intermedias o marcos de carácter táctico que pueden convertirse en definitivos o no", en función de lo que decida el pueblo "libre y democráticamente".

En este sentido, el líder abertzale precisa que su apuesta es la de una "Confederación Vasco Navarra conferederada con el Estado español".

Según Arnaldo Otegi, ese escenario es de "suficiencia política" y la Confederación tendría que delimitar "amplias soberanías propias, las soberanías compartidas, los mecanismos para el ejercicio del derecho a decidir, un marco competencial amplio y la aceptación del carácter nacional del pueblo vasco, amén de una regulación extensiva de todos los derechos sociales y económicos de nuestro pueblo".

CONFEDERAL Y REPUBLICANA

Asimismo, recuerda que esta alternativa es la que EH Bildu ha depositado en el seno de la ponencia de autogobierno en el Parlamento Vasco. A su entender, la izquierda independentista y la "izquierda del Estado" tienen que abordar la crisis del modelo de Estado, del régimen del 78, con un "horizonte de plurinacionalidad, de estructura confederal y republicana".

En este sentido, rechaza que solo haya "cambios estéticos" en lo que denomina "régimen del 78" con "conceptos vagos como ese llamado Estado multinivel". Por el contrario, cree que tanto la izquierda independentista y la "del Estado" debe influir "de manera conjunta" y con "unidad de acción" con un programa de mínimos que recoja "este espíritu de carácter confederal y nítidamente de izquierdas".

Otegi carga también contra la derecha, asegurando que mientras la izquierda independentista está construyendo puentes, la derecha, "con malas artes, cava nuevas trincheras". Tras recordar que su delaración del 18 de octubre, se pregunta si alguien se ha planteado que "otros" deberían asumir sus responsabilidades por los sufrimientos que causaron.

Esta es la respuesta que da la pregunta de si se debería pedir perdón por los crímenes de los GAL, aunque señala que su reflexión es "en positivo y no para el reproche". Pero insiste: "algunos siguen instalados en sus trincheras, y deberían ser lo suficientemente responsables y valientes para salir de ellas".

También se ha referido a la polémica por su afirmación de que está dispuesto a apoyar los presupuestos si con ello contribuye a sacar a 200 presos de la cárcel. En este sentido, afirma que no es un descubrimiento muy meritorio que EH Bildu es "favorable a que no haya presos políticos en nuestro país".

Se pregunta, además: "¿dónde está la novedad?", y añade que lo que pide al Estado es que aplique a los presos de ETA "la legislación penitenciaria ordinaria y que no se aplique una arquitectura jurídica y penitenciaria de absoluta excepción".

Al ser preguntado si cree que la "normalización política" en Euskadi y Nafarroa podría llevar a gobiernos de coalición locales y autonómicos donde estén Unidas Podemos, el PSOE y EH Bildu, Arnaldo Otegi responde que "serían posibles", aunque de momento no cree que haya condiciones para que los socialistas den el paso.

"EXTRAÑA PARADOJA" 

Sin embargo, señala que el "camino está abierto" en acuerdos puntuales con el PSE y PSN o con Podemos en el ámbito municipal. "Sin duda estamos allanando el camino para hacer normal lo que en la vida política y social ya es normal", ha apostillado, al tiempo que se muestra abierto a "todas las geometrías".

De hecho, apunta la "extraña paradoja" de que "no hay posibilidades de gobiernos de 'progreso' en el Estado sin el concurso de los independentistas vascos, catalanes o gallegos". Según precisa, los independentistas de izquierda están haciendo posible gobiernos de "progreso" en el Estado, del que se quieren independizar, y se muestra como la "garantía" para evitar la "desdemocratización" a manos de Vox y el PP.

En este sentido, afirma que sacar el cadáver de Franco del Valle de los Caídos era una tarea "relativamente sencilla" porque cree que "lo difícil" es sacar a los franquistas de los aparatos del Estado y reprocha a la derecha que, 10 años después de que ETA anunciara que cesaba su actividad criminal, la banda "sigue siendo un comodín para desgastar las posiciones del adversario político o derribar gobiernos". "Todavía piensan que recordar permanentemente a ETA y situarla en el centro del tablero da réditos electorales como en el pasado", reprocha.

AVISA AL PNV DE QUE NO ES EL MOMENTO DEL REPROCHE

En la entrevista con Pablo Iglesias, también se ha referido al "malestar y enfado evidente" que ha causado en el PNV la declaración del 18 de octubre. En su opinión, no es momento para el reproche, pero sí para un "recordatorio". Por ello ha dicho estar "realmente decepcionado" con la actitud "irresponsable y enfadada del lehendakari y del partido".

Además, dice sentirse ofendido por la "falta de respeto" que supone "poner en duda" su sinceridad y cree que se sitúan en las "mismas trincheras que la ultraderecha española". "Una actuación irresponsable, incomprensible y, además, muy peligrosa en el actual contexto político", ha dicho.

noticias de noticiasdealava