El soberanismo hace exhibición de fuerza en la Diada previa a la ‘mesa de diálogo’

ERC y Junts discrepan de la negociación con el Estado, mientras los CDR reivindican el 1-0 frente a un “Govern traidor”

12.09.2021 | 01:38
Tras un año sin manifestación debido a la pandemia, miles de independentistas catalanes volvieron a tomar ayer las calles de Barcelona. Foto: Efe

Barcelona – Con la vista y la mente puesta en la mesa de diálogo con el Estado español, cuyo primer acto está previsto para esta misma semana, miles de personas participaron ayer en la manifestación independentista convocada por la ANC en el centro de Barcelona, una marcha que arrancó a las 17.14 horas –hora simbólica que evoca el año 1714–, recuperando las movilizaciones que quedaron interrumpidas en 2020 por la pandemia.

Bajo el lema Luchemos y ganemos la independencia, la ANC convocó la manifestación de esta Diada, la primera desde los indultos a los presos del procés y en la que participó el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, aunque lo hizo a título personal. La ANC fletó más de 200 autocares hacia Barcelona, una cifra significativamente más baja que la de la movilización de 2019, en la que se llegó a los 1.300 autocares.

Entre los manifestantes, mayoritariamente con mascarilla, se pudieron ver carteles con lemas como Queremos la independencia ahora, Govern, cumplid vuestro compromiso: culminar la independencia o La lucha de los 3.300 represaliados no es por el aeropuerto, además de numerosas banderas estelades.

La manifestación de la Diada llegó en plena división interna en el independentismo sobre cómo encarar la mesa de diálogo con el Estado, que se reactiva esta misma semana. Mientras el president Pere Aragonès y su partido, ERC, la consideran una oportunidad de oro para plantear las reivindicaciones de amnistía y autodeterminación en un marco oficial y estable con el Gobierno de Pedro Sánchez, para JxCat y la CUP se trata de una pérdida de tiempo.

Diferencias Así, ERC y JxCat mostraron sus diferencias sobre el diálogo con el Estado minutos antes de que arrancara la manifestación, en sendas intervenciones en la plaza Cataluña de Barcelona, donde ERC llamó a aprovechar la "oportunidad" de la mesa de negociación mientras que JxCat se ha mostrado escéptica.

La portavoz de ERC, Marta Vilalta, emplazó al conjunto del independentismo a "sumar, ir todos a una" y aprovechar "todas las oportunidades", incluida la mes de diálogo Estado-Generalitat.

En esta línea, la dirigente republicana urgió a "aprovechar y canalizar la fortaleza ciudadana hacia la mesa de negociación" entre la Generalitat y el Gobierno, que previsiblemente se reunirá la próxima semana, "para que se acabe de una vez por todas la represión". Y agregó: "Las críticas siempre son bienvenidas, pero o nos unimos y vamos todos a una o no lo lograremos".

Por su parte, la presidenta del Parlament, Laura Borràs, afirmó que JxCat encara la mesa de diálogo "con el escepticismo más de siempre, quizás un poco más" tras el episodio de "unilateralidad" del Gobierno con la no inversión en el aeropuerto de El Prat-Barcelona, aunque ha señalado que a Junts "no le temblarán las piernas" para ir a la mesa.

Borràs recordó que el acuerdo de legislatura entre ERC y la CUP recoge "específicamente" el escepticismo de Junts" y ha acusado al PSOE de "boicotear" el diálogo".

También se refirió al diálogo la diputada de Demòcrates en el Parlament, Titon Laïlla, que hizo una defensa de la uilateralidad y la confrontación como la vía ara conseguir la independencia. Además, reivindicó la vigencia del 1-O y ha cargado contra un diálogo que dura más de 300 años: "Estamos cansados de monólogos". "La única vía para reclamar y ganar el 1-O y la independencia es la unilateralidad, es la confrontación", señaló Laïlla en su intervención.

Marcha de los cdr Por su parte, los CDR (Comités de Defensa de la República) se manifestaron exhibiendo una pancarta contra la mesa de diálogo y en la que se tachaba al Govern de "traidor". "Si los traidores que nos gobiernan quieren la mesa de diálogo, que la traigan a Urquinaona y allí negociaremos", fue el lema que encabezó la manifestación. Otras de las pancartas que acompañó la marcha de los CDR decían: "No a la rendición" y "Luchamos en las calles, queremos la independencia".

Al grito de "1-O, ni olvido ni perdón", "Las calles serán siempre nuestras" e "independencia", la marcha descendió rápidamente y en ambiente festivo hacia la plaza Urquinaona, donde posteriormente arrancó la la marcha convocada por las entidades Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural.

Solidaridad desde euskadi

El PNV ofrece su apoyo a catalunya

Derecho a decidir. La portavoz del PNV en el Senado, Estefanía Beltrán de Heredia, defendió ayer que Catalunya decida su futuro "de forma libre y democrática" y subrayó que el pueblo catalán contará siempre "con el apoyo del PNV y con la solidaridad del pueblo vasco". Beltrán de Heredia e Imanol Landa participaron en la ofrenda floral a Rafael Casanova junto a una delegación del PDeCAT encabezada por Àngels Chacón. Por su parte, EH Bildu reclamó "una salida democrática" a la reivindicación "legítima por el derecho de autodeterminación. La delegación soberanista la integraron la portavoz del parlamento navarro, Bakartxo Ruiz; el director general, Garikoitz Mujika; y el adjunto al director de Internacional, Igor Zulaika.

noticias de noticiasdealava